CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

19 noviembre 2019

VARICES, suciedad familiar que queremos esconder

El sentido biológico de las varices es tratar de impedir que la sangre “sucia” vuelva al corazón (hogar) y a los pulmones, para ser limpiada. Responde a suciedad que queremos esconder.
Conflicto de mancha, de arrastrar una condena (personal o familiar):
“Hay demasiadas cosas que limpiar en esta familia”. . Conflicto de separación del hogar, arrepentimiento por haber dejado el hogar o haberse separado de la familia: “Estoy fuera de casa”. “Estoy atrapado en una situación”. “Quiero volver a casa, aunque ya es demasiado tarde”. “He sido una tonta, no debí dejar mi casa o mi familia por ese hombre (esa mujer)”. “No puedo volver a casa”. “Quisiera volver a tener contacto con mi familia”. .

17 noviembre 2019

Ser consciente es algo total



Hay mucha diferencia entre "ser consciente" y "ser un testigo". Ser un testigo es un acto; tú lo estás haciendo, el ego está ahí. De modo que el fenómeno del ser un testigo está dividido entre el sujeto y el objeto.
Ser un testigo es una relación entre sujeto y objeto. Ser consciente carece por completo de toda subjetividad u objetividad. No hay nadie que esté observando cuando eres consciente; no hay nadie que esté siendo observado. Ser consciente es un acto total, integrado; el sujeto y el objeto no se hallan relacionados en él; se han disuelto. Así que, ser consciente no quiere decir que haya alguien que se dé cuenta, ni quiere decir que haya nada de lo que darse cuenta.
Ser consciente es algo total. Una total subjetividad y una total objetividad, como un solo fenómeno. Mientras, en el ser testigo, existe una dualidad entre sujeto y objeto. Ser consciente no implica ninguna acción; ser un testigo implica un ejecutor. Pero a través del ser un testigo, es posible ser consciente, porque ser un testigo significa que ése es un acto consciente. Es un acto, pero consciente. Puedes hacer algo y ser inconsciente; nuestra actividad corriente es una actividad inconsciente, pero si en ella te vuelves consciente, aparece el ser un testigo. De modo que, desde la normal actividad inconsciente hasta el ser consciente, existe una separación que puede ser salvada siendo un testigo.
Ser un testigo es una técnica, un método, hacia el ser consciente. No es ser consciente, pero, comparado con la actividad corriente, con la actividad inconsciente, es un escalón más elevado. Algo ha cambiado, la actividad se ha vuelto consciente; la inconsciencia ha sido reemplazada por consciencia. Pero hay algo más que aún ha de ser cambiado. Y es esto: la actividad ha de ser reemplazada por la inactividad. Ese será el segundo paso.
Es difícil saltar de la acción corriente, inconsciente, al ser consciente. Es posible, pero difícil, de modo que un paso intermedio es de ayuda. Si uno empieza siendo un testigo de la actividad consciente, entonces el salto se convierte en algo más fácil; el salto hacia ser consciente sin que haya ningún objeto consciente, sin ningún sujeto consciente, sin ninguna actividad consciente en absoluto. Eso no quiere decir que el ser consciente no sea consciencia; es pura consciencia, pero no hay nadie que sea consciente de ello.
Hay todavía una diferencia entre consciencia y ser consciente. Consciencia es una cualidad de tu mente, pero no es la totalidad de tu mente. Tu mente puede ser las dos cosas: consciente e inconsciente, pero cuando tú trasciendes tu mente, deja de haber inconsciencia y deja de haber la correspondiente consciencia. Existe el ser consciente.
Ser consciente significa que toda la mente se ha vuelto consciente. Ahora la vieja mente ya no está allí, pero existe la cualidad de ser consciente. Ser consciente se ha convertido en la totalidad; la mente misma es ahora parte del ser consciente. No podemos pedir que la mente sea consciente; solamente podemos decir a ciencia cierta que la mente es consciencia. Ser consciente significa trascender la mente, de modo que no es la mente la que es consciente. Solamente a través de la trascendencia de la mente, prescindiendo de la mente, se hace posible el ser consciente.
La consciencia es una cualidad de la mente; el ser consciente es trascenderla, es ir más allá de la mente. La mente, como tal, es el medio de la dualidad, por eso la consciencia nunca puede trascender la dualidad. Ella siempre es consciente de algo, y siempre hay alguien el cual es consciente. De modo que la consciencia es una parte de la mente, y la mente como tal, es el origen de toda dualidad, de toda división, tanto si ésta se da entre sujeto y objeto, entre actividad o inactividad, o entre consciencia e inconsciencia. Toda clase de dualidad es mental. Ser consciente es no-dual, de modo que ser consciente se refiere al estado de no-mente.
¿Cuál es entonces la relación entre consciencia y ser un testigo? El ser un testigo es un estado, y la consciencia es un medio hacia el ser testigo. Si empiezas siendo consciente, llegas a ser un testigo. Si empiezas a ser consciente de tus actos, consciente de todo lo que haces a diario, consciente de todo lo que te rodea, entonces empiezas a observar.
El ser un testigo llega como consecuencia de la consciencia. No puedes practicar el ser un testigo; solamente puedes practicar la consciencia. El ser un testigo llega como una consecuencia, como una sombra, como un resultado, como un sub-producto. Cuanto más consciente te vuelves, más penetras en él ser un testigo, más testigo llegas a ser. Así, la consciencia es un método para alcanzar el ser un testigo. Y el segundo paso es que ese ser un testigo se convertirá en el método para alcanzar el ser consciente.
De modo que esos son los tres pasos: consciencia, ser un testigo, ser consciente. Pero nosotros estamos en el escalón más bajo, o sea, en la actividad inconsciente. La actividad inconsciente es el estado de nuestras mentes.
A través de la consciencia puedes llegar a ser un testigo, y a través del ser un testigo puedes llegar a ser consciente y a través del ser consciente puedes llegar al "no alcanzar nada". Mediante el ser consciente puedes alcanzar todo aquello que ya ha sido alcanzado. Después del ser consciente no hay nada; ser consciente es el final.
Ser consciente es el final del progreso espiritual; el no ser consciente es el comienzo. No ser consciente es un estado de existencia material. De modo que no ser consciente e inconsciencia no son lo mismo. No ser consciente implica materia. La materia no es inconsciencia; es no ser consciente.
La existencia animal es una existencia inconsciente; la existencia humana es un fenómeno mental: noventa y nueve por ciento inconsciente y uno por ciento consciente. Este uno por ciento de consciencia implica que tú eres un uno por ciento consciente de tu noventa y nueve por ciento de inconsciencia. Pero si tú te vuelves consciente de tu propia consciencia, entonces el uno por ciento ira incrementándose, y el noventa y nueve por ciento de inconsciencia, irá decreciendo.
Si llegas a ser cien por cien consciente, te convierte en un testigo, un saksin. Si te conviertes en un saksin, habrás alcanzado el punto de lanzamiento desde donde es posible el salto hacia el ser consciente. En el ser consciente, pierdes al testigo y solamente el acto de observar permanece. El que observa se pierde, pierdes la subjetividad, pierdes la consciencia egocéntrica. Entonces permanece la consciencia sin ego. La circunferencia permanece sin el centro.
Esta circunferencia sin el centro es el ser consciente. El ser consciente es la consciencia sin ningún centro, sin ningún origen, sin ninguna motivación, sin ningún centro del que proceda; una consciencia sin origen. Por esto tú vas desde la existencia que no es consciente—la materia, prakriti—hacia el ser consciente. Puedes llamarlo lo divino, lo sagrado, o como quieras llamarlo. Entre la materia y lo divino, la diferencia es siempre la consciencia.
OSHO-Meditación: El Arte del Éxtasis, cap 13


El propósito de la meditación


¿Puedes hablar más sobre lo que consideras ser la verdadera meditación?
El propósito de la meditación es el de aquietar la mente. En la mente quieta, las respuestas condicionadas son expuestas y obliteradas. La meditación permite a la mente liberar su fijación en los objetos y descansar en su fuente.
La mente quieta revela eso que es siempre silencioso, eso desde lo cual surgen y hacia lo cual retornan la actividad y la inactividad, eso desde lo cual surgen y hacia lo cual retornan la experiencia de ignorancia y la de iluminación.
Eso es tu propio ser.
A menudo lo que es llamado meditación es una práctica de concentración. Como la terapia, el trabajo con la respiración o otras formas de yoga, la concentración puede ser de ayuda. Tiene su lugar. Ahora descubre lo que está más allá de la concentración. Descubre lo que no es ningún objeto de concentración, pero es conciencia silenciosa en sí misma.
No estoy en contra de la meditación y la práctica. Estoy en contra de separar la práctica meditativa de la vida. Cuando la separación entre la práctica y la vida es reconocida como ilusoria, entonces toda tu vida es meditación. La vida es conciencia silenciosa y todos los eventos de la vida aparecen y desaparecen en ese silencio. Tú eres ese silencio.
¿Sientes que las prácticas formales de meditación sirven para descubrir esto?
Las prácticas de meditación pueden ser de gran ayuda para calmar la mente y así se puede experimentar una paz relativamente mayor. Sin embargo, con el tiempo, la práctica de meditación usualmente se transforma en un obstáculo, porque existe la imagen de “la meditación" y “mi vida”, así como la del “meditador” haciendo "una meditación”. Estas imágenes son trampas mentales.
Cualquier cosa puede ser útil o convertirse en un obstáculo. Lo que fue útil se puede transformar en un obstáculo. Lo que podría haber sido un obstáculo se puede transformar en algo útil. No es mi función hacer esta determinación para nadie. Descubre por ti mismo.
La oportunidad en este momento es la de descubrir por ti mismo si lo que yo digo es verdad, en lugar de tomarlo como sólo otra teoría más, con la que estás de acuerdo o desacuerdo. La oportunidad es permitirle a tu mente que esté quieta por un instante y entonces hablar desde la experiencia de quietud.
Al acallar tu mente, hay un reconocimiento de infinitud. Existe, por un instante, el reconocimiento de lo que siempre fue.
La infinidad no empieza a existir ni se torna repentinamente infinita. Ella es. Siempre es, no importa que haya una mente activa o inactiva. El propósito de desactivar la mente es el de darse cuenta de eso.
¿Es útil hacer cosas como visualizaciones o trabajo corporal para ayudar a mover la energía que parece estar atascada o contenida? Finalmente eres invitado a saltar al medio del océano. En ese punto, lo único que ayuda es soltar todo. Toda idea preconcebida acerca de qué es lo que te llevará a algún lugar está basada en la suposición de que tú no estés allí ya. Tú ya estás allí. Tú ya eres eso.
Para descubrir inmediatamente la verdad, suelta toda técnica para obtener la verdad. Si quieres la paz de espíritu o la realización completa y total de la verdad de tu ser, suelta todo concepto de que tú no eres la verdad. Suelta todo concepto de que tienes que hacer algo para obtener la verdad, para realizarla. Suelta todo concepto de quién eres, punto, y observa.
¿El problema es querer liberarse de la energía atascada?
El problema no es la energía atascada. El problema se crea cuando niegas algo o te revuelcas en ese algo.
Sólo por un instante, este instante, date cuenta de quién eres.
Ahora, ¿qué bloqueo de energía toca eso?
Un bloqueo energético es como una protuberancia en la Tierra. Es parte del terreno físico. En tu disposición para ser quien eres, mismo que sea por un segundo, verás si hay liberación física o no. Las protuberancias pueden ser alisadas o no. No tiene importancia.
En el pasado, yo seguí diferentes disciplinas, tradicionales y de la nueva era. Aunque la intoxicación, los estados de éxtasis, ciertamente han sido agradables, yo quería algo que ninguna fórmula pudo nunca revelar. Pasé mucho tiempo alrededor de maestros y yendo a seminarios, pero permanecía insatisfecha. Desde esa insatisfacción recé para ser liberada. Recé para encontrar la verdad. Quería la verdad más que la comodidad o experiencias placenteras. Quería la verdad más allá de lo que mi mente pudiese darme.
Ese rezo se reveló a sí mismo en el encuentro con mi maestro y las palabras que me dijo fueron: "Suelta todo concepto inmediatamente, instantáneamente”.
Yo lo escuché. De alguna manera, tuve el suficiente sentido común para escucharlo y no entrar en una discusión interna sobre los “porqués”, los “peros” y los “si, entonces”.
Yo simplemente escuché lo que él dijo y lo que fue revelado es la verdad sin límites del ser. No yo, pero el ser, la totalidad del ser. El yo se pierde en eso. Es insignificante, un minúsculo bloqueo energético, una protuberancia en la Tierra.
Gangaji

Nuestro cuerpo, la mejor herramienta para el autoconocimiento

Significado del nacimiento por fórceps


El bebé que nace mediante fórceps o ventosa, experimenta una intervención dolorosa de un tercero, en una situación de peligro por su supervivencia. “Es gracias al fórceps que sigo vivo”.
Esto, posteriormente, puede ocasionar conflictos en momentos clave de su vida, como cuando tiene que “nacer a algo nuevo”. Las personas nacidas por ésta técnica tienen dificultades para llegar hasta el final de sus decisiones por sí mismos, suelen demandar siempre ayuda, por eso les gusta hacer las cosas en grupo.
Sienten que no son lo suficientemente buenos, que no importa cuánto hagan, nunca es suficiente. Pueden sufrir falta de voluntad crónica.
Pueden temer el contacto físico o sentir que cabeza y corazón están separados.
Suelen ser personas muy intelectuales, que tienen necesidad de entenderlo todo, “mi cabeza es muy sólida”.



14 noviembre 2019

Significado emocional de la RETINA



La retina es la capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior interna del ojo y actúa como la película en una cámara: las imágenes pasan a través del cristalino del ojo y son enfocadas en la retina. La retina convierte luego estas imágenes en señales eléctricas y las envía a través del nervio óptico al cerebro. La retina normalmente es de color rojo debido a su abundante riego sanguíneo.
Tiene la función de ver, o de “escudriñar”. En caso de percibir un peligro y la impronta se pega en la retina, la primera reacción será la de  evitar tal visión.
Conflicto de miedo por la espalda (me atacan por detrás).
Los problemas de retina son siempre fijaciones en un instante de horror.
Conflicto de miedo a recibir la mirada del otro en un contexto de gran inseguridad.
Miedo a los juicios.
Desprendimiento de retina: Conflicto intenso, imagen visual de estrés. Ejemplo: El niño que es atropellado ante nuestros ojos. El adulto ante tal imagen de horror, se protege la vista.
La retina imprime… ”No quiero imprimir lo que he visto”. “Sentimiento de haber visto algo espantoso”. Un niño pequeño que no tiene este mecanismo de protección, permanece fascinado por las cosas horribles que vea. Cuando queda impresionado, el niño imprime esa imagen en su retina. Posteriormente, con todo su estrés concentrado en la visión, sufrirá un desprendimiento de retina.
Miedo que viene por detrás. ¿Qué es lo que me puede caer encima?  “El peligro viene por detrás”.
Retinopatía macular: Se trata de la alteración de los capilares  de la mácula (zona central de la retina).
El sentido de ésta afección es el de evitar la visión de algo horroroso y que nos produce miedo (retina), que se encuentra sobretodo en los detalles (mácula).
Conflicto de separación visual. Conflicto de mancha por un muerto en la familia.
Dejar de ver a una persona o una cosa de forma irreversible, definitiva.
“Ver morir a un familiar”.
Para las personas diestras (al revés para los zurdos):
Ojo izquierdo: “No me gusta la imagen que doy”.
Ojo derecha: “No me gusta la imagen que doy hacia los otros”.
Retinitis pigmentaria: Demasiado pigmento en la retina. La melanina se acumula en el fondo del ojo. Es el equivalente visual del melanoma: visión de horror, visión fea, desagradable, con mancha. “He visto a mi padre / madre con otro”.
Retinopatía diabética: Conflicto de repugnancia y resistencia a nivel visual. No quiero ver ni en pintura las cosas sucias (sin dulzura).


09 noviembre 2019

Origen emocional del ESGUINCE DE TOBILLO


Los esguinces: Se manifiestan tras haber vivido un conflicto de desvalorización en un contexto de separación de la madre o el padre.
Conflicto de desvalorización por no poder mostrar lo bien que se hace una acción (a los padres).
Conflicto de estar errando el objetivo:
“¿Esto estará permitido?”
“Esto que hago no está bien”
“Me está matando lo que hago”
Casi siempre están relacionados con una situación que ya llevamos tiempo viviendo y que nos disgusta enormemente. Nos advierten de que es mejor que hagamos un alto en aquello que estamos haciendo.
“Me he equivocado de camino”
Para los diestros (al revés para los zurdos):
Tobillo Derecho: No poder tomar una dirección debido a la pareja, al padre o un socio, etc.
Conflicto en relación a mis valores fundamentales.
Conflicto de desvalorización en un contexto de separación de la madre o función materna.
Tobillo izquierdo: No poder tomar una dirección debido a la madre o los hijos. Conflicto en relación a la pérdida de apoyo.
Conflicto de desvalorización en un contexto de separación del padre o función paterna en fase de reparación.
El ligamento de relaciona con una acción en el futuro.
Ligamento lateral externo: cuando hay dolor anterior puede indicar un conflicto relacionado con la vesícula biliar, puede expresar problemas de rencor, injusticias, cólera no expresada, etc.
Cuando el dolor es posterior, puede tratarse de un conflicto relacionado con el territorio, como el 5º dedo (meñique).
Ligamento lateral interno: Cuando está relacionado con el páncreas puede deberse a un conflicto de: “La dulzura, en relación a los hijos”.
Cuando afecta al bazo nos indica un conflicto de: “La preocupación, en relación con los hijos”.
Maleolar (fracturas): Conflicto en relación a la madre.
Conflicto relacionado con las decisiones, piso demasiado fuerte cuando no creo en la decisión que tomo.



05 noviembre 2019

RINITIS=Separación con peligro


Inflamación de la mucosa nasal que produce estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y, en ocasiones, falta de olfato.
La rinitis es la reparación biológica de la mucosa, tras haber vivido la persona un conflicto de separación con peligro, a nivel olfativo.
Conflicto de peligro acechando (algo huele mal)
Conflicto de anticipación negativa de los problemas.
Las personas afectadas de este síntoma tienen la tendencia a ser desconfiadas, todo lo viven bajo la sospecha, la duda. Creen que pueden engañarles en cualquier momento y por eso se sienten invadidas por el sentimiento de “algo me huele mal…”
La rinitis pudo haberse desencadenado cuando nuestra pareja nos informó que nos había engañado o cuando nuestra novia nos comunicó que nuestra relación había terminado; o tal vez, nuestra pareja,  de alguna forma, nos obligó a mantener relaciones sexuales en un lugar que corríamos el peligro de ser vistos o, quizás, se manifestó cuando nuestra madre nos comunicó que se divorciaba de nuestro padre, etc.
Pero aunque lo hayamos reprimido dentro de nosotros, cada año, cuando las plantas sueltan su polen, se vuelve a reavivar nuestra vieja herida.
Rinitis crónica: Conflicto de separación junto a un conflicto de “algo que apesta”.
Rinitis no alérgica: Separación, algo huele mal y además en relación al clan familiar (falta de afecto).
Rinitis atrófica: Separación, algo huele mal y además “nunca más sentiré este olor fétido”. 
Rinitis hipertrófica: Separación, algo huele mal y además noción de peligro por lo que huele mal que debo anticipar y neutralizar.



Sangrado de la Nariz, falta de apoyo:


Se entiende por epistaxis a toda hemorragia con origen en las fosas nasales.
Se trata de una reparación biológica tras haber vivido una situación en la que no nos hemos sentido apoyado por algún miembro de la familia que, a la vez, nos hace recordar la falta de apoyo  y de reconocimiento que habíamos sentido por parte de nuestro padre en la infancia.
La sangre tiene que ver con la familia y la nariz representa simbólicamente al padre y a la sexualidad. En la adolescencia es un sistema regulador de la presión, tanto sanguínea como sexual.
Conflicto relacionado con las cosas ocultas: “Tengo la sensación de que algo pasará.”
Conflicto relacionado con miedo a la muerte (haber presenciado degollar a un animal). Ver fluir la propia sangre, tranquiliza.
Conflicto de tener que dejar la casa en contra de nuestra voluntad.
Conflicto de “algo apesta” en mi familia. Sentimiento de culpabilidad por algún conflicto relacionado con la familia. “Quiero irme de ésta familia.” “Quiero que alguien de la familia se vaya.”
Orificio derecho: Emoción.
Orificio izquierdo: Análisis.
Transgeneracional: Buscar algún ancestro, del que seamos doble y, que hubiera sufrido algún accidente en la cabeza y hubiera tenido problemas de  hemorragia.



03 noviembre 2019

BLEFARITIS, "Eso me daña la vista"

Inflamación de los párpados


Los párpados son como una cortina que se cierra para protegernos de las agresiones externas, para descansar o para no ver.
El sentido biológico de la inflamación es para mantenernos los ojos cerrados
Su inflamación procede a menudo de una gran cólera que sentimos por algo que estamos viendo y nos causa dolor. “Eso me daña la vista”.
Conflicto de Motricidad: Existe una contrariedad o dificultad en algo visual: “quiero ver, no quiero ver, deseo ver, no deseo ver…” Relacionado a los hijos o a algo que simbólicamente pueda considerarse “hijo” como un negocio, un libro, un cuadro, etc., o quizás pueda estar relacionada con el prójimo o con nuestra propia identidad.
Nuestra identidad, lo que queremos ser o lo que queremos mostrar se puede ver afectada por ello y no queremos que pase. No estamos aceptando algo de nuestro pasado y lo volvemos a ver en el presente. Algo que ya teníamos olvidado, lo volvemos a ver reflejado en nuestros hijos…  “No puedo ver sin ser visto”. “¡Es mi hijo!”.
También puede ser provocada por un conflicto de “visión sucia”, relacionado con la seducción. Deseamos algo pero, al mismo tiempo, nos lo prohibimos. “Veo algo que me mancha”.
En ocasiones, esta inflación de los párpados está relacionada con un sentimiento de no querer ver el día que empieza, no querer enfrentar a la vida.
Puede manifestarse blefaritis en personas que no se conceden el derecho de cerrar los párpados para descansar o acostarse, por su ansiedad de verlo todo.
O en aquellas otras que, por un exceso de actividad, y por no contar con ningún tipo de ayuda, tampoco disponen de un merecido descanso; lo cual les irrita bastante. El dolor de párpados nos quiere transmitir que no nos protegemos adecuadamente de las agresiones externas, es decir, que nos dejamos influir con facilidad por lo que vemos.

01 noviembre 2019

CISTITIS, problemas de territorio:

Conflictos de marcado u organización de territorio


Inflamación de la vejiga urinaria.
Conflicto de pérdida de territorio con ira y rabia.
Algunos problemas de vejiga como la cistitis  (inflamación) que, afecta en mayor número a las mujeres, nos habla claramente de problemas de “territorio”. La cistitis aparece en fase de reparación de un conflicto de vejiga (conflictos de marcado u organización de territorio). 
La persona necesita producir orina más fuerte (olor), para marcar (hombres) u organizar (mujeres) mejor el territorio.
Puede ser porque a su casa ha llegado un familiar que le hace sentirse incómoda o tal vez, a su trabajo ha llegado un nuevo compañero y siente como que le roba su espacio.
“No consigo organizar mi territorio como quisiera porque alguien (madre, pareja, nieto, etc.) no me deja o me lo impide”.
Hasta hace muy poco tiempo, ha sido la mujer la que cuidaba el territorio familiar, la que se ocupaba del orden y el funcionamiento del hogar. Su función de “ama de casa” la hizo más sensible y más consciente de la necesidad de un espacio vital, de un lugar que pueda considerar como suyo.
Por lo tanto, el primer territorio en el que debemos pensar es la casa, pero actualmente y gracias a que la mujer ya no sólo se asocia a este ámbito, debemos tener en cuenta al igual que en el hombre, muchas más posibilidades de organización.
“No me puedo organizar en éste territorio”.
-Miedo a que el territorio pierda su organización o que deje de estar ordenado súbitamente.
-Conflicto de no poder determinar su posición o tener referentes. 
¿A qué territorio pertenezco? No me identifico con mi apellido.
Las cistitis en hombres tienen el trasfondo de necesitar más fuerza para marcar los límites de su territorio. Éste puede ser la casa donde vive la hembra, nuestro lugar de trabajo, nuestro equipo, etc.
“Yo no puedo marcar los límites de mi territorio”.