CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

10 diciembre 2018

SOBREPESO (Conflictos emocionales que pueden causarlo)


El hecho de adelgazar o engordar no tiene nada que ver con la alimentación, lo que habría que preguntarse es para qué mi cuerpo no está metabolizando los alimentos, es decir no los transforma en energía y sí en grasa.
Conflicto de abandono real o sensación de haber sido abandonado en nuestro pasado, más o menos lejano, por los nuestros o por una persona en particular, especialmente el padre o la madre.
Conflicto de separación (si me abandonan o me separo estoy en peligro).
La función de coger peso siempre debe ser entendida como una prevención, por lo tanto debemos buscar el conflicto en el futuro. No es muy difícil encontrar un conflicto concreto que desate el sobrepeso. Suele tratarse de algo que se va repitiendo en el tiempo, a veces de forma insospechada pero que nos lleva a una sensación de peligro continuada.
En muchos casos éste síndrome de abandono y/o separación se produce durante la infancia, debido a ello muchas personas con sobrepeso, se han constituido alrededor de éste conflicto. Han mantenido creencias muy asentadas que han formado su personalidad y han marcado su forma de ver el mundo y la manera en que se relacionan con los demás.
“Sensación de estar solo en éste mundo hostil, perdidos en medio de ninguna parte y en peligro permanente”. 
La sensación de estar solo produce un derrumbamiento de la existencia profunda, a nivel biológico se solicita la función renal para retener el máximo de agua en el interior del organismo y se traduce en retención de líquidos.
“Miedo frontal”: El miedo frontal es el que pone a la persona en un estado de constante atención y vigilancia para poder identificar el peligro lo antes posible y reaccionar a tiempo.
“Sensación de estar perdido, de no saber dónde ir, por miedo a equivocarse de dirección”. La sensación de estar perdido, afecta a las glándulas suprarrenales que dejan de segregar  cortisol, que a su vez se relaciona con el cansancio matinal y la tendencia a la inmovilidad física y mental.
“Sensación de que a cada momento tendremos que huir por peligro”. La gestión del tiempo es de vital importancia, por lo que la glándula tiroides activa su metabolismo, produciendo más tirosina, para poder huir en caso de agresión.
“Sentimiento de desvalorización, de no poder hacer nada más que soportar ésta situación de abandono junto a una sensación de impotencia”. Decepcionado por la gente, ya no cuento ni conmigo mismo. La impotencia de no poder hacer nada más que soportar este abandono, lleva al sentimiento de desvalorización que tiene que ver con todo el sistema osteo-articular, así como con la sangre, los diferentes tejidos y la grasa.
“Sentimiento de derrumbe de la existencia y de confrontación con la nada”.
Conflicto de desvalorización estética: “Mi silueta es horrible”. "No soy bonita, atractiva".
“Miedo a la pobreza, a que nos falte algo, a la inseguridad material”. La falta de alimentos pone de relieve la necesidad  de tener reservas de alimentos para poder aguantar el mayor tiempo posible, lo que me lleva a almacenar grasas.
Según la localización:
En el vientre: Protección de un hijo (en femenino) o “Siento que mi vida la controla mi mujer (en masculino). 
Las barrigas que caen tapando el sexo tienen un conflicto de: “Protejo mi sexo para que ahí no pase nada”. Debemos buscar si se han producido abortos o muertes de niños.
Cartucheras: Protección de tipo sexual. (Buscar abortos).
En los hombros y parte alta de la espalda: Conflicto de “debo ser más fuerte para llevar estas cargas”. Abandono por parte del padre.
Edemas: "¿Sigo siendo válida?" en el sentido de la parte afectada.
Grasa: "Solo puedo estar conmigo misma".
Conflicto del globo: Temas repetitivos relacionados con la espiritualidad. Mi yo interior y superior.
Engordar sin comer: Conflicto de referentes (líquidos). 
Sobre los riñones: También un conflicto de líquidos. El agua nos hace flotar: Miedo a hundirse.
Bajo el brazo: Me siento indigno, repelente con esta obesidad.
En caso de pérdida de un ser querido: La cantidad de kilos de sobrepeso pueden indicarnos la edad  o la relación del bloqueo. Por ejemplo, en un aborto o una muerte, incrementamos la cantidad de kilos para seguir sintiendo el embarazo dentro de nosotras. 
“Echo de menos a alguien, su forma, su peso en mi vida”.
Otras causas de sobrepeso son el aburrimiento o llevar una vida llena de insatisfacción.

“Vacío interior, falta de amor y reconocimiento”.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:...


CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?




08 diciembre 2018

ALOPECIA, origen emocional y metafísico:



Como el cabello es una protección adicional de la piel, el hecho de perderlo es una indicación de que la persona está perdiendo aquello que "la protege". Después de un suceso o de tomar una decisión, esta persona no se siente protegida y tiene muchos miedos, entre ellos el de no ser capaz de arreglárselas sola. Asimismo le resulta difícil pedir la protección de los demás.
Quizás por ello es posible que intente proteger a los que le rodean para ocultar su miedo a no estar protegida.
Una caída general o parcial del cabello se produce tras un conflicto de separación acompañado de una desvalorización y una pérdida de protección.
Conflicto de separación junto a un conflicto de injusticia vivida intelectualmente (a modo de traición).
Querer protegerse, ser protegido, pero sentirse separado de la protección.
 “Hay algo o alguien que me horroriza”.
Conflicto de incomunicación y de incomprensión horripilante porque no estamos al mismo nivel intelectual.
Por otra parte, la alopecia puede aparecer en el lugar donde alguien fue acariciado por otra persona, después de perderse esa caricia, o sea, de producirse una separación táctil. También es probable que aparezca donde nosotros acariciábamos a un animal (al perro por ejemplo), después de que éste nos dejara.
Del mismo modo, una alopecia puede estar causada por un conflicto de falta de reconocimiento de nuestro padre (real o simbólico): cuando no nos sentimos reconocidos por nuestro padre (patriarca) o simbólicamente, “el jefe del trabajo, maestro, tío, abuelo, tutor, etc.” (Buscar en las relaciones personales “dobles” del padre). Muchas veces ocurre que el esposo o la esposa de la persona son dobles del padre. O tal vez amigos, primos, compañeros de trabajo, etc. Entonces la desvalorización por parte de padre es inconsciente. Hay que encontrar al "padre" y localizar la desvalorización.
Según las zonas afectadas:
Nuca: Pérdida de protección con inseguridad.
Coronilla: Separación y pérdida de protección en un clima de desvalorización de sí mismo, en relación al padre, a un tema intelectual preciso o de orden moral o religioso.
Del mismo modo “querer controlarlo todo para disimular los propios miedos”.
Temporo-frontal: Desvalorización intelectual. Esfuerzo por encontrar soluciones mentales. "Estoy preocupado, me como el coco, pienso mucho...".
Alopecia aerata: (placas de alopecia redondeada) El principal conflicto es de pérdida o negación de lazos con alguien o algo. Muy habitualmente en relación con el padre. Conflicto de separación junto a uno de desvalorización  con un conflicto de pérdida de protección y una noción de mancha, vergüenza o ataque a la integridad.
Conflictos relacionados con la vergüenza.
Conflicto de no sentirse reconocido por el padre (real o simbólico).
Sentirse separado de aquel o aquello que deseo proteger.
Noción de sentirse sucio.
Problemas de raíces. “He perdido mis raíces y sufro mucho por ello”.
Si yo estoy perdiendo una gran cantidad de cabello, debo analizar por qué tengo miedo de "perder algo" o a "alguien". Necesariamente está relacionado con una pérdida de fuerza que estoy sufriendo gracias a mi miedo por perder aquello que me fortalece.
Tal vez tengo miedo a perder mi trabajo o ya lo estoy perdiendo. Tal vez tengo miedo a perder a mi marido o ya lo estoy perdiendo. Tal vez tengo miedo a perder a mis hijos o ya los estoy perdiendo, etc.
Bien puedo estar perdiendo cabello por algo que yo hice que provocó que alguien allegado a mí perdiera algo o está perdiendo algo.
Calvicie: Se trata de los mismos conflictos que provocan la alopecia, a los que hay que sumar una noción de mancha o de desecho.
La calvicie también se manifiesta a menudo  en hombres “testarudos”, “cabezones”, decididos y autoritarios, que intentan  imponer su punto de vista sin respetar ni aceptar el de los demás. Se trata de individuos, que por su desconfianza, tienen  la tendencia al control excesivo de las situaciones y de las personas. Pueden padecer cierto grado de ambición que les mantiene muy apegados a las cuestiones materiales, y que por supuesto, les desconecta de las energías divinas.
Cuando ya hablamos de una calvicie total, habremos de sumar un cuarto conflicto: Sentirme basura.
No sentirme reconocido, como padre, empleado, profesional, etc.
La causa de la caída del cabello, no se puede encontrar  en el momento presente, para averiguarla debemos remontarnos en la memoria un mínimo de tres meses atrás y buscarla en esa época.
Si estás sufriendo de alopecia, sea cual sea, siéntate por un minuto a analizar tu vida y encuentra cuáles son tus 3 conflictos: SEPARACIÓN + DESVALORIZACIÓN + PÉRDIDA DE  PROTECCIÓN. En un momento determinado nos sentimos desprotegidos y debemos regenerar esa protección. Primero eliminando la que no sirve y después remplazándola por una protección nueva (pelo nuevo).
Descubre de una vez por todas, por qué no has podido ser capaz de notar lo fuerte que eres. No necesitas nada ni a nadie para serlo. Deja de perder cabello y disfruta la vida amándote.



CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?



05 diciembre 2018

LIGAMENTOS, significado emocional y metafísico:



Banda fibrosa resistente que une las articulaciones y sustenta los órganos.
Por lo general se encuentran entre los huesos y cartílagos de nuestro cuerpo, siendo los responsables de unir y estabilizar las estructuras anatómicas como las articulaciones.
Cuando una persona se daña algún ligamento, nos indica que tiene miedo a estar desvalorizado en un proyecto futuro o que alguien no le valorará más adelante, puede tratarse de una empresa, un equipo, una persona, etc.
Cuando hay temor a materializar un proyecto, la conexión entre el deseo y la materia queda rota y queda roto el ligamento.
"Tengo miedo a una situación que va a venir en el futuro". “Por mucho que haga no lo conseguiré”.  “En el futuro he de ser más fuerte”. “No me elegirán para la próxima competicion”. “Seguramente mi proyecto no será el elegido”. “Esta persona, no es para mí”.
Hipolaxitud: Hay un resentir por falta de libertad, por miedo a soltar o por sentir que no se tiene el derecho a salir de una situación. “Me siento obligado a permanecer en ésta situación”. “No tengo derecho a salir de este contexto”.
Hiperlaxitud: Deseo de liberación y distensión. “Quiero más libertad”.
Ligamentos cortos: Ligamentos que de forma natural son más cortos de lo normal.
Conflicto de movimiento. Debo moverme lo menos posible. Sin derecho a salir de este contexto o situación. “Estoy viviendo una situación que ya no quiero”. “Debo detenerme ya, estoy haciendo las cosas mal”.
Puede existir un programa no resuelto de algún antepasado.
Ligamentos “cruzados”: Ligamentos que forman una cruz en la articulación de la rodilla. Conflicto de desvalorización respecto a algo que está cruzado: cruce de caminos, cruce de hierro (combate de espadas), cruce de miradas, cruce de especies etc.
Es necesario tener en cuenta  la zona del cuerpo y los huesos y músculos que unen.
Vésase: TENDONES,


CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?


03 diciembre 2018

PIEL, significado emocional y metafísico:



La piel, aunque no seamos conscientes de ello, es el órgano más grande del cuerpo, aquel que nos envuelve y nos sirve de frontera entre nosotros y los demás. Precisamente la piel es aquello que nos separa pero que también nos puede unir. Representa nuestras limitaciones, porque de la piel no podemos salirnos, y la imagen que el ser humano tiene de sí mismo.
La piel se compone de tres capas superpuestas.
La más superficial es la epidermis, luego viene la dermis (el cuero en los animales) y, en la parte más profunda, se encuentra la hipodermis.
Alrededor de 1,5 millones de células  de la piel mueren cada día y se desprenden para formar el 90% del polvo.
Entre las funciones más importantes de la piel están las siguientes:
Protección: Nos protege de las agresiones microbianas y materiales (calor, suciedad, etc.).
Contacto: (sentir) A través de la piel estamos en contacto con el mundo que nos rodea, desde la simple caricia hasta el golpe que nos damos lo percibimos por la piel.
Respiración: Ayuda a los pulmones en la asimilación de la energía del aire, cada poro de la piel absorbe oxígeno adicionalmente.
Eliminación: A través de la piel desechamos en forma de sudor las sustancias que el cuerpo no necesita.
Termorregulación: Actúa de regulador de temperatura.
Estímulo sexual: Es nuestro mayor órgano sexual.
Los problemas de la piel son el signo de las dificultades de nuestras vivencias con el mundo exterior, con nuestras relaciones, si nos afecta lo que los demás piensan de nosotros acabará reflejándose en forma de afecciones cutánea.
La piel de una persona siempre nos informa acerca de su psiquis: una piel fina, suave, indica un alma sensible; mientras que una piel áspera nos sugiere rudeza de sentimientos.
Conflicto de separación y de desvalorización vivido en femenino (lavar la suciedad). La piel sudorosa (hipersudoración). El agua sirve para lavar, para apagar el fuego. “Lavo la deshonra” (acusaciones injustas).
Cuando afecta a las manos está vinculado al trabajo manual.
Del mismo modo puede manifestarse en una persona insegura, que se siente en peligro cuando expresa sus emociones, agradables o desagradables. Suelen transpirar por las manos y las axilas.
Expresarse=ser juzgada por gente que ve lo que no existe y que, en consecuencia, tendrá influencia sobre ella.
Si la sudoración afecta a la nuca expresa una noción de injusticia.
La piel seca (ictiosis) con alguien que controla sus sentimientos, que muestra una actitud demasiado severa, rígida, poco suave, porque no quiere exponer su vulnerabilidad, para no ser herida. “No tengo protección”. “Necesito estar con tal persona, me hace falta”. “Me siento solo, sin amor”. 
La piel grasa quiere indicar que la persona se siente atrapada y quiere escapar (como una carpa cuando es capturada) de alguien o de algo.
“No soporto el contacto con tal persona o situación”. “No quiero ser tocado más, necesito espacio”.
La piel colorada, indica excitación.
Así como cuando sentimos picazón en la piel traduce impaciencia, ansiedad.
Epidermis: En el ser humano, el tacto es el sentido más desarrollado.
Las enfermedades que afectan a la epidermis casi siempre están relacionadas con conflictos de separación; aunque también pueden haber afecciones que nos manifiestan un conflicto de protección, (como los que se producen en la dermis), por ejemplo: los callos que afectan a las manos de los obreros y cuyo objetivo es el de protegerlas de las rozaduras del trabajo. O un conflicto de protección paterna como los que se ven afectados los melanocitos y la queratinina.
Existen tres clases de conflictos de separación:
1) Separación real vivida negativamente. Pérdida del contacto corporal. Perdida del contacto con la madre, los amigos, la familia, el grupo.
2) Miedo a separarse, a quedarse solo.
3) Falta de comunicación.
La región del cuerpo donde se ha manifestado el problema nos aportará mayor información complementaria, por ejemplo:
Boca: conflicto del beso, “la pareja que ha roto.”
Mama derecha: nos habla de una separación sentimental, de la pareja o de un ser querido.
Mama izquierda: conflicto de separación madre/hijo.
Rodillas: conflicto de sumisión ante una separación, etc.
Dermis: Conflicto de deshonra, de suciedad, de estar manchado, de ataque contra la integridad, de desgarramiento.
1) Conflicto de deshonra. En caso de desvalorización y deshonra, puede manifestarse un melanoma o pecas.
2) Conflicto de desgarramiento, de disociación. Pérdida de la integridad física (ejemplo: en caso de una amputación, de una disociación de la pareja, de un divorcio, etc.).
Hipodermis: Reservas de grasa, sobrepeso, retención de líquidos, lipoma.
El tejido conjuntivo de la hipodermis aísla al cuerpo, sirve como reserva energética, amortigua y protege la piel y facilita su movilidad sobre las estructuras subyacentes. Tiene efecto cosmético, moldeando el contorno corporal.
Conflicto de desvalorización de uno mismo con relación a una parte de su cuerpo considerada fea, antiestética.
Conflicto de desvalorización estética, periférica, el individuo se queja de su propia silueta.
Retención de líquido: La retención de líquidos es la acumulación de líquido, en su mayor parte agua, en los tejidos del organismo y se produce cuando el cuerpo no puede eliminar correctamente el líquido sobrante.  Conflictos relacionados con el riñón (líquidos o pérdidas).
Acumulación general de grasas (sobrepeso): conflicto de abandono psíquico.
Transformación de los azúcares en grasas: “Necesito amor, pero no me fio de nadie. Solo puedo contar conmigo mismo.”
Grasa en la barriga: “Deseo de querer seguir protegiendo al hijo. Si sale de mi vientre estará en peligro.”
Lipoma: Quistes grasos (la grasa protege).
“No soporto el juicio de los otros. Me pongo aceite para resbalar”.
“Desvalorización estética local y sobreprotección.
Otras afecciones:
Pitiriasis versicolor: Es una infección cutánea  con erupción de manchas oscuras causada por un hongo.
Conflicto emocional: “Ataque contra la integridad, sentirse ensuciado y conflicto de separación.
Hemos de buscar alguna separación que se haya producido en periodo de fuerte sol (amor o amistad de verano) o con el padre o figura paterna.
Hay algo que no está enterrado, un duelo que no se ha acabado.



CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?



02 diciembre 2018

ARTERIAS, sentido emocional y metafísico:



Una arteria es cada uno de los vasos que llevan la sangre oxigenada (exceptuando las arterias pulmonares) desde el corazón hacia las demás partes del cuerpo. Nacen de un ventrículo; sus paredes son muy resistentes y elásticas.
Simbólicamente, la función de las arterias es llevar el alimento (amor) a casa (corazón).
Cuando se presenta algún síntoma o anomalía en las arterias, significa que estamos viviendo un conflicto de desvalorización. Algo o alguien nos limita en relación a cosas que deseamos hacer o amamos hacer.
Conflicto: La persona está preparada para actuar, pero no emprende la acción.
“Tengo la energía y las ganas, pero no paso a la acción”.
“Estoy cerrado al amor”.
Deberemos  poner atención a la zona del cuerpo en la que las arterias están dañadas.
Carótidas: Conflicto intelectual por el miedo a una pérdida de territorio distal (alejado). “He perdido mi territorio intelectual”.
“Debo defender mis ideas”.
"Han robado mis ideas".
Arteria próxima a la tiroides: Conflicto relacionado con la posible pérdida de un  territorio que debo solucionar urgentemente.
Arterias pulmonares y aorta: Conflicto de pérdida de territorio alejado, distante.
"Perdí un territorio lejano".
"Mi territorio está disperso".
Arterias coronarias: Conflicto relacionado con la pérdida de territorio o de su contenido.
Conflicto biológico de frustración sexual.
En la cabeza: Conflicto con alguien de la familia que se marcha o con mi propio partir.
Aneurismas: Formación de una bolsa por la dilatación o rotura de la pared de una arteria (aunque también puede ser una vena) llena de sangre.
La arteria se ensancha para prevenir que una gran cantidad de sangre la rompa.
Surgen después de haber pasado por conflictos familiares que han provocado un gran dolor. Un aneurisma es la consecuencia de haber estado acumulando penas y no haber expresado a tiempo una decisión.
La mayoría de las veces esa decisión está relacionada con un conflicto de ruptura acompañado de un fuerte sentimiento de culpabilidad. Ya sea por haberlo pensado, por haberlo planeado, imaginado o conseguido.
Por consiguiente, detrás de un síntoma de aneurisma, se encuentra un conflicto emocional en el cual, el individuo se ha sentido impotente y/o culpable ante su familia. Fundamentalmente, se trata  de un conflicto de tipo intelectual, ya que no sabe cómo solucionarlo y se pasa el tiempo solo pensando en eso. 
"Quiero abandonarlo todo, pero no puedo".
"Quiero pedirle el divorcio, pero la destruiría".
"Quiero que mi hijo se vaya de casa, ya está grandecito, pero qué será de él".
"Quiero que mi madre se largue de nuestra casa, qué mal hijo soy".
Aneurisma disecante: “Para esconder algo de mi clan en el interior y evitar que se sepa la verdad (que estalle todo = ruptura del aneurisma)”.







LUMBAGO, sentido emocional y metafísico:




Se trata de una contractura muscular, y por lo tanto, hace referencia a un conflicto de impotencia.
La mayoría de las causas emocionales que pueden provocar el lumbago, están relacionadas a la sexualidad, a la vida sexual o a los deseos sexuales, en el que se encuentran implicados nuestros colaterales (mujer, marido, amigos, amantes, etc.) sumados a un fuerte sentimiento de culpa. Se refleja sobre todo en la pierna izquierda.
Si el dolor de lumbago aparece justamente al despertarnos, deberemos analizar qué conflicto sexual con sentido de culpa vivimos anoche. Tal vez nos negamos a tener relaciones con nuestra  pareja, o quizás ella se negó a tener sexo con nosotros.
“No quiero relaciones sexuales ahora”. “Quiero relaciones sexuales pero no tengo pareja”. “No disfruto el sexo contigo”.
Puede indicar que estamos inmersos en un conflicto de dirección:
¿Qué es mi vida? ¿Qué voy a hacer con ella? ¿Qué dirección quiero tomar?
Puede expresar un temor inconsciente o rechazo hacia los cambios que la vida nos impone, o incluso, hacia aquellos que nosotros mismos hemos adoptado, especialmente en el ámbito familiar o profesional, ya que dichos cambios nos obligan a rectificar nuestros hábitos, nuestros puntos de apoyo, a cambiar de actitud en nuestras relaciones, cosa que nos irrita muchísimo y nos pone bastante nerviosos, ya que en el fondo nos sentimos inseguros y lo único que nos interesa es encontrar la estabilidad en nuestra vida. “Tal vez no he hecho lo que he querido”. “No sé si voy por buen camino”.
Desvalorización por sentirse “impotente” ante una situación o persona. Sentimiento de ser el pilar de la familia, del clan, de la empresa, dentro de una noción de responsabilidad, etc. Puede manifestarse cuando una persona está sobrecargada y siente ira porque cree que no puede hacer frente a todas sus responsabilidades. Piensa que la suya es una carga muy pesada, que le han dado demasiadas cosas para hacer y sólo le queda el deseo de “salir corriendo”. “No terminé el trabajo que prometí”. “No me quedó tan bien como creí”. “No puedo con tantas obligaciones”.
Lumbalgia: Sentimiento de impotencia.
“Me siento impotente y me doblego en los pilares de mi vida”.
“Estoy soportando una situación sin poder intervenir”.
“Me encuentro viviendo una experiencia que no sé cómo afrontar.
Sentimiento de desvalorización.
"No puedo hacer nada". “No sé cómo salir de ésta situación”. “No me queda otro remedio, tengo que soportarla”.
Ver también: MÚSCULOS 





Problemas en la BOCA, significado emocional:



Es la cavidad del rostro que comunica con el aparato digestivo y con las vías respiratorias.
La boca es un órgano de incorporación, “atrapar el pedazo”, “quitar el pan de la boca” y de apertura. Nos permite saborear antes de tragar o de rechazar, comer, alimentarnos y  también expresarnos.
Mediante ella el cuerpo recibe las sustancias que necesita para funcionar: alimentos, agua, aire, etc.
Y por ella sale algo que nos hace posible la comunicación con los demás: la voz. A través de ésta podemos expresar nuestros pensamientos y sentimientos hacia el exterior.
Con la boca  podemos besarnos o escupirnos, dar palabras de ánimo o sembrar discordia, manifestarnos suave como un arroyo o duro como un trueno.
Así pues, se trata de una vía de doble sentido y, los problemas en esta zona expresarán uno u otro aspecto: una resistencia a lo que tomamos, a las experiencias desagradables de la vida  que “no son de nuestro gusto” y que “nos dejan un sabor amargo en la boca”; o bien un conflicto con nuestra expresión y capacidad para decir lo que queremos (conflicto de escuchar un insulto y no poder responder).
Las afecciones de la boca revelan una irritación, ya sea por aquello que ingerimos que no nos permite saborear la vida o por el modo como nos expresamos y tanto puede significar enfado hacia los demás, como hacia uno mismo.
Desvalorización en relación a la palabra, a la expresión.
Desvalorización porque no nos sentimos escuchados y es muy importante expresarse.
No puedo expresar un bocado. Por ejemplo, cuando nos vemos obligados a escuchar un comentario desagradable y no hemos podido responder.
La estomatitis (inflamación bucal): significa cólera no expresada, ira. No nos permitimos expresar nuestra agresividad.
Las mordeduras que nos hacemos en el interior de la boca o en la lengua, nos indican que lo que nos proponen o aquello que nosotros decimos no nos satisface. También  muestran que nos estamos refrenando para no expresar alguna cosa que preferimos ocultar. O bien, que nos sentimos culpables de haber dicho algo y, de esa manera, nos lo estamos reprochando.
Boca torcida: El desequilibrio en la boca al hablar indica un desequilibrio en las ideas que se expresan.
Boca seca: Intentar evitar tragar algo que nos obligan a tragar. Falta de seguridad al expresarnos.
Encías: Recubren la base de los dientes y nos dan el contacto y la sensibilidad con el bocado. 
Conflicto: Separación del bocado, que ya tocábamos. Entendido como “bocado” o como “palabras”.
Desvalorización muy grande por la palabra no dicha o por no lograr lo que se desea con lo que se dice.
Conflicto con las decisiones tomadas que no fueron bien recibidas. 
Gingivitis o inflamación de las encías: Conflicto de atrapar o retener el bocado y conflicto de expresar el bocado.
Conflicto con las palabras no dichas y los deseos no expresados. Sucede cuando alguien “traspasa nuestras fronteras” y no somos capaces de responder (por no tener permiso, capacidad o fuerza…). Por ejemplo: alguien nos insulta de forma desagradable y no podemos responderle. “Palabras no dichas”.
“Mi palabra no da la talla”.
También el conflicto contrario: Cuando decimos algo importante y eso no logra traspasar las fronteras del otro: Dije algo y el otro no comprendió nada. “Deseos no expresados”. “No puedo expresarme”. “Si por lo menos lo hubiera dicho”.
Conflicto con las decisiones tomadas que no fueron bien recibidas.
Ulceración de las encías: “Si hablo, se entiende otra cosa. ¡Lo digo yo, no me creen! ¡Me tratan de mentiroso!
Periodontitis: Inflamación del periodonto, zona de las encías.  
Una inflamación implica ira y rabia por el pedazo que no termino de atrapar. 
Conflicto de no poder morder.
Conflicto de impotencia para atrapar el pedazo en forma de decisión.
Miedo e impotencia a tomar decisiones.
Encías sangrantes: La sangre hace referencia a la familia y la inflamación a la ira. 
Conflicto: Bocado con connotación de decisión. “Tenía una decisión y al final no la he seguido o no la he podido seguir”. 
Cáncer de boca: Conflicto de atrapar bocado y desvalorización respecto a la palabra: No conseguimos expresarnos, o no conseguimos ser valorados (alimento emocional). 
Conflicto de pedazo: No nos permitimos expresar nuestra agresividad, o no conseguimos alimentarnos. Siempre vivido en un entorno de resentimiento constante y de larga duración.  “No puedo atrapar un bocado". "No puedo expresar (soltar) un bocado". Como “pedazo” entendemos desde alimento real o emocional hasta palabras o contacto cariñoso.
Recomendaciones Ver AFTAS BUCALES






CARA (rostro) Significado emocional:



La cara es la primera parte del Ser que uno presenta  al mundo y en función de ella la gente emitirá juicios y se formará impresiones sobre qué clase de persona somos e, incluso, si resultamos agradables o no.
A través de la cara  no solo mostramos nuestro aspecto exterior, sino también expresamos multitud de sentimientos, a través de la mirada y de los gestos, con la palabra y el aliento manifestamos nuestro carácter cerrado o abierto, si estamos felices o tristes, etc. Todo lo que recibimos, lo que expresamos y la imagen de nosotros mismos que dejamos ver, todo ello aparece en el rostro.
Las expresiones populares nos muestran diversos aspectos de la cara como lugar de identidad o de expresión.
-“perder la cara” significa perder prestigio, es decir, indica una pérdida de orgullo o de amor propio.
-“plantar cara”, “dar la cara”, “hacer frente”, etc. Nos habla sobre nuestra valentía y fuerza interior
-“tener  buena cara”, (buen semblante); “mostrar buena cara”, (ser amable); etc.
Los problemas en la cara nos hablan de las dificultades o incertidumbres que tiene una persona respecto de su identidad, una dificultad en aceptar la imagen que vemos o que creemos tener.
Las alteraciones del rostro manifiestan el sentimiento de haber sido herido en la propia imagen. Como cuando alguien queda en entredicho o cuando ve que su imagen es puesta en tela de juicio y recibe una “bofetada en plena cara”.
Los accidentes con lesiones en la cara manifiestan un profundo cuestionamiento de nuestra imagen personal.
La frente, refleja simbólicamente nuestra manera de “afrontar”, “de hacer frente”, de “vernos confrontado”, ante una situación o ante alguien. También representa nuestra imagen intelectual.
La nariz, representa nuestra imagen en relación a la voluntad y el carácter.
La boca y barbilla, está relacionada con la acción y los impulsos biológicos.
Parálisis facial: Conflicto de haber puesto la cara y haber quedado mal.
Conflicto de golpes recibidos o dados en el rostro.
Perdida de la dignidad, ser objeto de burla. También “quedar mal” o haber sido ridiculizado.
Conflicto de ser un caradura o tener demasiada cara.
Resistencia a mostrar los sentimientos.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:  Ver: ACNÉ,



Causa emocional de la HERNIA DE HIATO



Hernia producida cuando una parte del estómago sobresale en el tórax. Produce los efectos de la acidez pero de forma crónica. 
En muchas ocasiones se produce porque el cardias (mecanismo esfinteriano que existe entre el esófago y el estómago) no funciona correctamente y parte del contenido ácido del estómago pasa al esófago, cuya mucosa no está preparada para el pH ácido de este líquido gástrico y hace que se produzca el reflujo gastro-esofágico. Otras veces además hay un paso de parte del estómago hacia la cavidad torácica, que se denomina hernia de hiato.
Conflicto de falta de amor (contrariedad familiar).
Conflictos de digerir un "bocado", real o simbólico. Impotencia. Falta de alimento emocional.
Siempre se trata de  algo que ha ocurrido recientemente. 
Las personas que dejan el cardias medio abierto lo hacen esperando que entre más amor (el alimento físico es el equivalente simbólico al alimento espiritual) a sus vidas.
“Dejo la puerta abierta porque estoy esperando afecto, cariño, ternura, quiero recibir el amor de los demás. Nunca tengo bastante.”
En los casos agudos y ocasionales de reflujo gastro-esofágico debemos indagar si hemos sufrido alguna contrariedad afectiva reciente en el seno de la familia. 
“Quiero más y mejor alimento que el que he recibido, estoy abierto al reconocimiento de mi familia”
Desavenencias familiares. "Mi familia me hace tragar alimentos tóxicos (emocionalmente)"
Sentimiento de que me intentan inculcar ideas que son contrarias a mi forma de ver y sentir la vida. "Ellos pueden imponerme, y yo no puedo ni siquiera expresarme"
Véase: Problemas de ESTÓMAGO y Problemas emocionales del ESÓFAGO