CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

07 abril 2009

AUTISMO, significado emocional y metafísico:



El autismo implica un comportamiento que excluye y separa al sujeto de la realidad en un intento de repliegue sobre sí mismo y hacia el propio mundo interior.
Probablemente el niño autista tiene un vínculo kármico con su familia y  fundamentalmente con su madre. “Huyo de una situación muy dolorosa de mi entorno”.
Es muy posible que en una vida anterior haya vivido alguna experiencia muy traumática con su madre actual y ha elegido, inconscientemente, esta enfermedad para vengarse de ella. Por eso rechaza todo alimento y afecto que provenga de la madre. En muchos casos estos niños no han sido hijos deseados. Es decir, se han sentido rechazados, antes de nacer. Por eso rechaza enfrentarse a la realidad física del mundo exterior, porque ha visto maltratada su sensibilidad.
En otros muchos casos de autismo el niño está reparando, inconscientemente, dramas muy dolorosos vividos por sus antepasados, como por ejemplo: incestos, suicidios, secretos familiares que han causado sentimientos de rencor, de culpabilidad, de vergüenza en el seno del clan y que le obligan de algún modo a agachar la cabeza y recogerse en sí mismo. Todos estos dramas que suelen guardarse como "secreto familiar", son heredados como "memorias de suciedad" o de "algo prohibido" a lo largo de generaciones, por lo que llega un punto en que el árbol dice "basta", hay que limpiar tanta porquería, y llega al mundo un niño autista para reparar todo el árbol.
El niño "elige" el autismo (de manera inconsciente) para escapar de la realidad de su familia y del mundo que lo rodea.
Es una conducta de separación de la realidad que consiste en un repliegue del autista en sí mismo, vuelto totalmente hacia su mundo interior. Entre otros numerosos síntomas, se puede observar: mutismo, retraimiento afectivo, rechazo a los alimentos, ausencia del YO en las frases, y dificultad para mirar a alguien a los ojos.
“Debo ser callado e inexpresivo para no tener que rendir cuentas”.
“Rechazo enfrentarme a un mundo tan sucio”.
“Soy tan sensible, que si me muestro como los demás me lastimarán”.
“Me duele lo que veo a mi alrededor”.
El autista permanece bloqueado a nivel mental: verifica permanentemente si lo que dice es exacto o no, si es lo suficientemente inteligente y correcto, verifica, vuelve a verificar, una y otra vez, hasta que el cerebro decide que es mejor no comunicarse y permanecer callado.
“No tengo derecho al error (sería la muerte)”. “Los criterios que debo alcanzar son tan altos que es más fácil retractarme dentro de un mutismo en vez de tener que rendir cuentas a otros (padres, profesores, autoridad, etc.)".

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:

CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?