CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

12 marzo 2019

Significado emocional de la OBESIDAD



Se conoce por obesidad a una excesiva acumulación de tejido adiposo en el organismo.
La obesidad y el exceso de peso son manifestaciones de nuestra inseguridad material y afectiva.
La alimentación representa el primer vínculo con la vida y con el amor, es decir, con la madre.
Para el bebé la alimentación no es sólo la satisfacción de una necesidad básica, sino, además, la ocasión para disfrutar de cuidados y amor.
Este sentimiento, ésta relación, se conserva para siempre.
Conflicto estructural de abandono y separación, casi siempre en relación con la madre (si me abandonan o me separo estoy en peligro). Es muy estructural, así que nos es muy difícil encontrar un conflicto concreto que desate la obesidad o el sobrepeso. Suele tratarse de algo que se va repitiendo en el tiempo, a veces de forma insospechada pero que nos lleva a una sensación de peligro continuada.
Conflicto de silueta. Sentirse atacado. Si nos sentimos desvalorizados por un conflicto de silueta, para el inconsciente será la señal de que necesitamos hacernos más grandes para impresionar más. El conflicto de silueta protege la zona donde se reciben ataques. Si nos sentimos atacados por estar gordos, la propia solución lleva a no bajar de peso.
El sentido biológico de ser grande es una solución  para la supervivencia. Hincharse para atemorizar al enemigo (como hacen algunos animales cuando se sienten amenazados).
También puede servir para suplir alguna ausencia interior con un programa de pérdida importante, como recuperar al hijo que se va de casa aumentando de peso como si volviese a estar embarazada.
Conflicto de identidad (relacionado con el ano): Niños que engordan para llamar la atención de una madre que no les atiende desde el nacimiento.
El problema de fondo que tiene el obeso, es casi siempre una falta de aceptación y de amor, lo cual demuestra afeando su cuerpo para él y para los demás. Es una forma de desvalorizar su imagen para así poder decirse que está feo, que no es atractivo y que nadie lo puede querer.
Es una manera de denigrarse o de auto castigo. Este odio a sí mismo es como consecuencia de la humillación que sufrieron por sus progenitores y especialmente por su madre, entre los dos y tres años de edad, en su fase de autonomía.
Se trata casi siempre de una madre dominante, posesiva, que ejercía un control estricto sobre su alimentación, sus funciones fisiológicas, sus pensamientos, sus sentimientos y su creatividad.
La forma de reaccionar del niño para evitar ser humillado, fue la de reprimir sus sentimientos y su creatividad y empezar a vivir una vida oculta, reservada. Creó una enorme muralla alrededor de sí mismo, una gran fortaleza física, en la que se siente como en una prisión. Él está dentro, quejándose, sufriendo, resentido con el mundo y los otros. “Ser gordo y fuerte es más tranquilizador que ser rebelde y ser reconocido, localizado y visto por los miembros de la familia”.
La obesidad es la consecuencia de este estado represivo y de su incapacidad para salir de él, para sentirse libre.
“Estoy en peligro de vida o muerte”.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
Necesitas aprender a salir de la humillación por medio de ti mismo y de tu creatividad.
Necesitas atreverte a decir “no” llegado el momento. ¿Qué es lo que quiero realmente? Esta reflexión te ayudará bastante.
Debes intentar llevar una vida sexual satisfactoria, sin dejarte influenciar  por creencias contrarias a la naturaleza.
Necesitas dejar fluir la vida y responsabilizarte para salir de la prisión, ser libre y amarte incondicionalmente.