CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

25 diciembre 2018

Origen emocional del ESTREÑIMIENTO



Se considera estreñimiento cuando las heces permanecen demasiado tiempo en el intestino y el ritmo de la evacuación intestinal disminuye de manera variable, con heces duras y secas, y difícil eliminación de las mismas.
El estreñimiento aparece por la excesiva absorción de agua en el intestino. El agua siempre hace referencia a la madre (el primer referente, procedemos del medio líquido del útero de nuestra madre). También está relacionado con el concepto de “temor a soltar”, por retener algo sucio, por la negativa a abandonar viejas ideas o por sentimientos de falta y carencia.
La incapacidad para tener movimientos intestinales regulares y espontáneos revela que la persona está tratando de “retener” acontecimientos, que vive apegada a sus viejas ideas, que está atascada en el pasado, muy ligada a sus costumbres y tradiciones y que le resulta casi imposible abandonarlas.
“Quiero retener…” “No quiero perdonar…, quiero guardar en mi”.
“No sé cómo solucionarlo”. 
“No sé cómo seguir adelante”. 
“No sé cómo deshacerme de esa porquería, me tomaré tiempo para pensarlo”. 
“No quiero que me descubran”. 
“Quiero esconder algunas cosas, las quiero guardar, las tengo escondida donde no se ven”
El estreñimiento va acompañado por una actitud testaruda de continuar aferrándose a una situación, a pesar de saber que de ella, no puede derivarse nada bueno. Tengo problemas de motricidad en la parte baja, no sé cómo resolver algo en mi vida y avanzar. Entonces termino bloqueado, pensando cómo voy a hacer y me estoy tomando mi tiempo para eso, me tomo tiempo en el baño para pensar.
“No me puedo equivocar, necesito apretar las nalgas para no hacer una cagada”
“Tengo que seguir con esto, aunque sepa que no me va a gustar”.
“Esto no conseguirá mejorar, pero no lo dejaré”.
“Tengo que ir, pero no quiero”.
También expresa avaricia y tacañería. A esta persona le cuesta mucho dar e intenta a toda costa retener y conservar sus cosas, aferrarse a sus bienes materiales por si llegara a necesitarlos algún día, pues “más vale pájaro en mano que ciento volando”.
Incluso, si en algún momento se siente obligada  a dar algo, lo dará para no sentirse culpable, pero interiormente no se sentirá satisfecha, porque ella siempre prefiere guardarlo para sí.
Del mismo modo, hay otras vivencias que provocan estreñimiento, por ejemplo: aquellas personas que aún están esperando el amor de su mamá. La falta de agua (símbolo de la madre) en sus heces, equivale al anhelo de la madre.
“Retengo estas guarradas que me han hecho en mi vida porque no tengo el amor de mi madre para que me ayude a soltar, para que me proteja”
“Quiero conservar el amor de mi madre, por eso reabsorbo el agua”
“Estoy esperando todavía el amor de mamá”
También puede padecer estreñimiento la mamá que se siente culpable con respecto al cuidado de sus hijos.
“Mis hijos no están bien, es culpa mía”
Se puede producir estreñimiento por un conflicto de miedo a “no poder eliminar el pedazo, el bocado”. 
“Hay algo que yo no puedo movilizar” Ejemplo: una casa, un terreno, un coche, etc., que hemos puesto a la venta y que no se puede vender.
Asimismo se puede sufrir de estreñimiento tras un conflicto de identidad en el territorio o por un conflicto de separación. Ejemplo: cuando alguien se siente aislado en su trabajo, en su comunidad, asociación, etc.
Estreñimiento del viajero: Se da cuando se viaja. Suele afectar mucho más a las mujeres que a los hombres.
Conflicto de territorio. No estoy en casa y no puedo marcar el territorio. Por ejemplo, cuando una persona está hospitalizada o los primeros días de un niño en el colegio o cuando alguien se marcha a otro país, a otro lugar y no puede marcar porque no es su territorio.
Son propensas a padecer de estreñimiento las personas ordenadas, controladoras que necesitan guardar todo, controlar todo, tener todo bajo control.
Enfermedad de hirschsprung: Estreñimiento congénito.
“Es preciso, absolutamente, retener, guardar en mí, en mi vida, un pedazo muy indigesto y muy despreciable y, además, me siento impotente y sumiso”.
Transgeneracional: ¿quién fue abandonado en el clan y yo estoy reteniendo?
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual: