CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

08 octubre 2012

LARINGE, significado emocional y metafísico:



La laringe es la parte del aparato respiratorio que se continúa con la tráquea y que se abre a la faringe y a la boca. Contiene la glotis, que es el órgano de la fonación y la epiglotis, que actúa cerrando la glotis durante la deglución e impide el paso de sólidos y líquidos a las vías aéreas y a los pulmones.
Una afección al nivel de la laringe se produce generalmente después de un suceso en el cual tuvimos “el soplo cortado”. Tenía tanto miedo “que ningún sonido podía salir de mi boca”.
Estuve pillado por sorpresa, hasta el punto que tenía la sensación de que mi vida estaba en peligro.
Conflicto de miedo y pánico en el territorio. Algo que nos deja sin respiración y en silencio. Conflicto de miedo a la muerte, por muerte súbita y repentina.
Deseo de gritar y no poder hacerlo.
Todas las enfermedades de la laringe tienen que ver con el miedo a decir algo.
Hay alguna cosa que no somos capaces de decir y que necesitamos expresarla.
El mensaje no pasa, y hay que hacerlo pasar.
Conflicto de “memoria de cuello”, cuando al nacer, el cordón umbilical se queda enrollado en el cuello y no podemos empezar a respirar.
También en relación a ahorcamientos o ahogados en los antepasados.  
Si está afectada la epiglotis: La función de la epiglotis es seleccionar el camino o la vía correcta del bocado entrante o saliente. Falsas rutas, camino equivocado o caminos superpuestos: “¿Me lo he de tragar todo o protestar?”.
Fuerzas enfrentadas o en disputa. Padre (aire) y madre (alimento) enfrentados.
Laringitis: Es una inflamación de la laringe, el órgano esencial de la fonación, donde se produce el sonido por medio de las cuerdas vocales.
Se manifiesta por un enronquecimiento con tos y en algunas ocasiones también puede presentarse dificultad para respirar.
La laringe se inflama cuando nos hemos enfadado con alguien. La furia contenida y el rencor nos impiden hablar o gritar.
Fase de estrés: tos nerviosa, alta. Estamos viviendo una situación de estrés por algo que nos da miedo decir.
Fase de curación: voz ronca, porque sí dijimos aquello que nos  daba miedo decir.
Problemas de comunicación. Tenemos un miedo atroz a que después de que hablemos algo cambie o se termine o se destruya. Puede ocurrir que deseemos decir algo, pero nos lo impedimos, por miedo de no ser escuchados o de disgustar a alguien, a la familia, por ejemplo. “Quiero decir algo, pero no puedo, porque si lo digo la familia explota”. “La palabra que digo, provoca un drama”. “Digo una verdad y la familia se rompe”.
Literalmente nos tragamos las palabras, pero estas permanecen en la garganta, listas para salir; “el mensaje no pasa y hay que hacerlo pasar”.  Nos reprochamos  haber cometido errores al hablar, nos sentimos juzgados y tenemos miedo de decir tonterías.
“No me expreso por temor al ridículo”.
“Reprimo mi rebelión, me siento ahogado”.
O quizás tenemos miedo de decepcionar a alguien, que para nosotros representa una autoridad en la materia, si decimos lo que tenemos que decir.
Disnea laríngea: “Tengo ganas de gritar, pero no puedo”.
Cáncer de laringe: ocurre después de un gran shock inesperado que ha podido estar relacionado con un conflicto territorial de miedo (miedo a perder el puesto de trabajo, etc.).
“Más vale callar porque sería inútil que hable”. “Quisiera enfadarme pero no me atrevo”. “No me siento respetado por lo que soy”.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
Véase también: CUERDAS VOCALES  

CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?



Joman Romero