CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

02 diciembre 2018

Causa emocional de la HERNIA DE HIATO



Hernia producida cuando una parte del estómago sobresale en el tórax. Produce los efectos de la acidez pero de forma crónica. 
En muchas ocasiones se produce porque el cardias (mecanismo esfinteriano que existe entre el esófago y el estómago) no funciona correctamente y parte del contenido ácido del estómago pasa al esófago, cuya mucosa no está preparada para el pH ácido de este líquido gástrico y hace que se produzca el reflujo gastro-esofágico. Otras veces además hay un paso de parte del estómago hacia la cavidad torácica, que se denomina hernia de hiato.
Conflicto de falta de amor (contrariedad familiar).
Conflictos de digerir un "bocado", real o simbólico. Impotencia. Falta de alimento emocional.
Siempre se trata de  algo que ha ocurrido recientemente. 
Las personas que dejan el cardias medio abierto lo hacen esperando que entre más amor (el alimento físico es el equivalente simbólico al alimento espiritual) a sus vidas.
“Dejo la puerta abierta porque estoy esperando afecto, cariño, ternura, quiero recibir el amor de los demás. Nunca tengo bastante.”
En los casos agudos y ocasionales de reflujo gastro-esofágico debemos indagar si hemos sufrido alguna contrariedad afectiva reciente en el seno de la familia. 
“Quiero más y mejor alimento que el que he recibido, estoy abierto al reconocimiento de mi familia”
Desavenencias familiares. "Mi familia me hace tragar alimentos tóxicos (emocionalmente)"
Sentimiento de que me intentan inculcar ideas que son contrarias a mi forma de ver y sentir la vida. "Ellos pueden imponerme, y yo no puedo ni siquiera expresarme"
Véase: Problemas de ESTÓMAGO y Problemas emocionales del ESÓFAGO