CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

02 diciembre 2018

Problemas en la BOCA, significado emocional:


Es la cavidad del rostro que comunica con el aparato digestivo y con las vías respiratorias.
La boca es un órgano de incorporación, “atrapar el pedazo”, “quitar el pan de la boca” y de apertura. Nos permite saborear antes de tragar o de rechazar, comer, alimentarnos y  también expresarnos.
Mediante ella el cuerpo recibe las sustancias que necesita para funcionar: alimentos, agua, aire, etc.
Y por ella sale algo que nos hace posible la comunicación con los demás: la voz. A través de ésta podemos expresar nuestros pensamientos y sentimientos hacia el exterior.
Con la boca  podemos besarnos o escupirnos, dar palabras de ánimo o sembrar discordia, manifestarnos suave como un arroyo o duro como un trueno.
Así pues, se trata de una vía de doble sentido y, los problemas en esta zona expresarán uno u otro aspecto: una resistencia a lo que tomamos, a las experiencias desagradables de la vida  que “no son de nuestro gusto” y que “nos dejan un sabor amargo en la boca”; o bien un conflicto con nuestra expresión y capacidad para decir lo que queremos (conflicto de escuchar un insulto y no poder responder).
Las afecciones de la boca revelan una irritación, ya sea por aquello que ingerimos que no nos permite saborear la vida o por el modo como nos expresamos y tanto puede significar enfado hacia los demás, como hacia uno mismo.
Desvalorización en relación a la palabra, a la expresión.
Desvalorización porque no nos sentimos escuchados y es muy importante expresarse.
No puedo expresar un bocado. Por ejemplo, cuando nos vemos obligados a escuchar un comentario desagradable y no hemos podido responder.
La estomatitis (inflamación bucal): significa cólera no expresada, ira. No nos permitimos expresar nuestra agresividad.
Las mordeduras que nos hacemos en el interior de la boca o en la lengua, nos indican que lo que nos proponen o aquello que nosotros decimos no nos satisface. También  muestran que nos estamos refrenando para no expresar alguna cosa que preferimos ocultar. O bien, que nos sentimos culpables de haber dicho algo y, de esa manera, nos lo estamos reprochando.
Boca torcida: El desequilibrio en la boca al hablar indica un desequilibrio en las ideas que se expresan.
Boca seca: Intentar evitar tragar algo que nos obligan a tragar. Falta de seguridad al expresarnos.
Encías: Recubren la base de los dientes y nos dan el contacto y la sensibilidad con el bocado. 
Conflicto: Separación del bocado, que ya tocábamos. Entendido como “bocado” o como “palabras”.
Desvalorización muy grande por la palabra no dicha o por no lograr lo que se desea con lo que se dice.
Conflicto con las decisiones tomadas que no fueron bien recibidas. 
Gingivitis o inflamación de las encías: Conflicto de atrapar o retener el bocado y conflicto de expresar el bocado.
Conflicto con las palabras no dichas y los deseos no expresados. Sucede cuando alguien “traspasa nuestras fronteras” y no somos capaces de responder (por no tener permiso, capacidad o fuerza…). Por ejemplo: alguien nos insulta de forma desagradable y no podemos responderle. “Palabras no dichas”.
“Mi palabra no da la talla”.
También el conflicto contrario: Cuando decimos algo importante y eso no logra traspasar las fronteras del otro: Dije algo y el otro no comprendió nada. “Deseos no expresados”. “No puedo expresarme”. “Si por lo menos lo hubiera dicho”.
Conflicto con las decisiones tomadas que no fueron bien recibidas.
Ulceración de las encías: “Si hablo, se entiende otra cosa. ¡Lo digo yo, no me creen! ¡Me tratan de mentiroso!
Periodontitis: Inflamación del periodonto, zona de las encías.  
Una inflamación implica ira y rabia por el pedazo que no termino de atrapar. 
Conflicto de no poder morder.
Conflicto de impotencia para atrapar el pedazo en forma de decisión.
Miedo e impotencia a tomar decisiones.
Encías sangrantes: La sangre hace referencia a la familia y la inflamación a la ira. 
Conflicto: Bocado con connotación de decisión. “Tenía una decisión y al final no la he seguido o no la he podido seguir”. 
Cáncer de boca: Conflicto de atrapar bocado y desvalorización respecto a la palabra: No conseguimos expresarnos, o no conseguimos ser valorados (alimento emocional). 
Conflicto de pedazo: No nos permitimos expresar nuestra agresividad, o no conseguimos alimentarnos. Siempre vivido en un entorno de resentimiento constante y de larga duración.  
“No puedo atrapar un bocado" 
"No puedo expresar (soltar) un bocado".
Como “bocado” entendemos desde alimento real o emocional hasta palabras o contacto cariñoso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario