CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

29 diciembre 2019

HERPES LABIAL: Significado emocional.No tener cubierta la dosis de besos.



El herpes es una infección cutánea producida por un virus.
Este virus vive en las personas en estado latente y se manifiesta en determinadas circunstancias.
Sus síntomas principales son los picores y pequeñas ampollas que producen quemazón. Éstas más tarde se convierten en costras amarillentas.
Según el doctor R. G. Hamer, el virus del herpes viene a reparar las pequeñas ulceraciones de la piel que se produjeron en fase activa de un conflicto de separación para sensibilizar la piel y permitir un mayor contacto.
Conflicto de separación de un beso: El beso puede interpretarse de una forma simbólica o relacionarse con palabras amables, cariñosas, que no nos dejan pronunciar (como si no nos dejaran besar).
Por lo general, el herpes se manifiesta alrededor de la boca o de los órganos sexuales, en el límite entre la piel y la mucosa, es decir, entre el exterior y el interior. En el herpes podemos encontrar un conflicto relacionado con la epidermis, con la mucosa o con el nervio.
La epidermis nos traduce un conflicto de separación o de falta de contacto, que puede hacer referencia al padre o al marido.
La mucosa es algo, interno, íntimo.
Los nervios nos hablan sobre un conflicto relacionado con un deseo, con un proyecto.  Por ejemplo:
“Estoy esperando que mi pareja me dé un beso, pero no se ha decidido.”
Herpes labial: Comúnmente se le denomina fuego, fiebre o calentura labial. Es una afección causada por un virus. En los labios se forman vejiguillas acompañadas de dolores que causan tensión, tirones, hormigueo o escozor.
Es la manifestación física de una contradicción interior. Se desea algo que nos atrae pero, al mismo tiempo, nos causa temor. ¿Qué contradicción me causa sufrimiento?
¿Qué situación difícil no me atrevo atacar, aunque pretendo hacerlo?
El herpes labial puede expresar que la persona no tiene cubierta la cuota de besos:
¿Quién deseamos que nos bese?
“No tenemos nuestra dosis de besos”.
“Estoy esperando un beso, pero éste no llega nunca”.
“Me hubiera gustado darle un beso, pero ya no es posible”.
Conflicto de enfado y miedo a expresarlo:
Al ser la boca lugar de expresión, el fuego en los labios puede deberse a un juicio demasiado severo contra alguien del sexo opuesto que no ha sido expresado, en el último momento, lo hemos retenido en los labios.
¿Tenemos que decir algo que nos quema?
¿Hemos dicho algo que nos ha quemado?
Del mismo modo, el herpes puede ser la excusa perfecta para no besar a los demás o a una persona concreta, con la cual estamos enfadados, porque nos ha hecho sentirnos humillados.
¿A quién no queremos besar?
¿Por quién nos negamos a ser besados?
 Conflicto de separación + suciedad:
También puede manifestarse herpes cuando consideramos que alguien o algo son repugnantes. Las repulsivas vejiguillas representan la repugnancia que no hemos podido exteriorizar.
“Me siento sucio o mancillado porque no me han besado”.
“Me empacha tanta dulzura”.
¿Qué me produce asco? ¿Qué o quién me repugna?
Herpes genital o de los glúteos: Su característica principal es que sólo puede ser visto por las personas más íntimas. Puede manifestarse en personas que han recibido en su infancia una educación puritana y represora.
Es una indicación de que existe descontento o culpabilidad sexual con muchos remordimientos.
“Engañé a mi esposa, aunque la amo”.
“Besé al vecino pero cómo se lo digo a mi novio”.
Conflicto de separación + suciedad: “Quiero distanciarme de esta separación, que la vivo como sucia.
Herpes parasitario: Conflicto de vergüenza o culpa en relación a la sexualidad.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:




No hay comentarios:

Publicar un comentario