Acción defensiva contra LA TRAICIÓN

Debido al miedo a ser traicionado, tanto por el mismo como por los demás, el individuo desconfiado emplea una gran energía en la propia imagen, hacen todo lo que pueden por mostrarse como persona responsable, fuerte, especial e importante.

Se afana en conquistar poder y en la necesidad de dominar y tener todo y a todos controlados.

Utiliza dos maneras diferentes para lograrlo: una es a través de la imposición violenta, en cuyo caso, si no le oponemos resistencia y nos enfrentamos a él, probablemente podemos ser una víctima suya.

La otra manera es ir socavando la fortaleza de alguien con modos seductores.

Su ansiedad por el control sobre su vida y todo lo que le rodea revela un aspecto muy importante en él:

El miedo a ser vulnerable y manipulado.

Tiene puestas muchas expectativas en los otros con la finalidad de asegurarse si lo que hace lo realiza bien, es su estrategia para conseguir confianza.

No es partidario de participar en situaciones conflictivas o en las que no tiene el control.

Si algo no sale como él esperaba, con toda probabilidad se volverá agresivo, aunque exteriormente no lo demostrará.

Por el contrario, parecerá ser alguien seguro de sí mismo, fuerte y dispuesto siempre a defender su criterio ante cualquier enemigo.

Extracto de mi nuevo libro LA TAREA DEL ALMA, si deseas adquirirlo haz clic sobre el enlace de Amazon:

Imagen:coachingclub.es

Deja una respuesta