Causa emocional del ABSCESO

Cuando una bolsa de pus aparece en el cuerpo indica una respuesta emocional de enfado o dolor, o un sentimiento que fermenta, se irrita y se inflama.

El pus acumulado en el interior es “lo malo” o lo perjudicial que se ha juntado en esa zona del cuerpo durante la fase de conflicto activo y ahora se está descomponiendo (gracias a los glóbulos blancos).

Pedazo que hemos retenido.

Dificultad para expresar algo.

Ira, rabia acumulada (contra nosotros o contra los demás). Todo en un contexto de «ataque/defensa» o de protección.

La parte en donde se manifiesta o el órgano infectado nos proporcionarán información sobre el tema del conflicto.

El absceso manifiesta que algo está inflamado e infectado en nosotros.

La persona que sufre un absceso se siente herida en lo más profundo de su ser por una ofensa, infamia, deshonra,  afrenta que ha recibido y que le obliga a vivir en un estado de profunda amargura.

Por regla general, estas personas rehúyen el conflicto por miedos, porque no lo ven, o incluso porque se niegan a reconocerlo.

Permanecen alimentando una situación con pensamientos de venganza  que al final termina dañándoles a ellos mismos, con un absceso.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:

La manera más adecuada de curar el absceso es reventándolo para que pueda salir lo que está encerrado, lo que no se ha expresado y está retenido dentro de nosotros. 

Mientras la persona se ocupa de curarse su absceso necesita comprender que cada cual es absolutamente responsable de lo que le ocurre.

No debemos de inculpar a nada ni a nadie de nuestros sucesos o circunstancias.

Lo que creemos que viene del exterior para causarnos malestar no es otra cosa que proyecciones de nuestro inconsciente, de emociones que anteriormente hemos rechazado y suprimido.

Siempre que reaccionamos con fuerza a los estímulos que aporta otra persona es que en el interior ya estaba latente la herida.

Y ha aflorado al nivel consciente para que la aceptemos, la experimentemos y nos podamos liberar de la energía negativa.

Al aceptar el hecho nos estamos aceptando a nosotros mismos y al liberar la emoción negativa el absceso se irá y no regresará más.

Deseo conocer más acerca del origen emocional de esta enfermedad

Imagen: bladegrup.com

Deja una respuesta