Origen emocional del MIOMA UTERINO

 
Tumor benigno del útero formado por fibras musculares. Provoca infertilidad, aborto o parto prematuro.
Suele aparecer en mujeres jóvenes o ya menopáusicas.
Desvalorización por ser mujer:
El inconsciente social femenino cree que la mujer, entre los 25-35 años, debe tener pareja estable, casarse, tener hijos y ser feliz.
Si no se cumplen estas expectativas comienzan los pensamientos repetitivos de frustración.
Dos emociones básicas que producen miomas:
1ª “No valgo como mujer” 
“No he podido ser madre” 
“No consigo pareja estable” 
“Me fue infiel” 
“No soy sexualmente atractiva” 
“Tuvo hijos con otra” 
“No quiere hijos conmigo”
2ª “Han abusado de mi»
«Me tocaron, me violaron, me ha golpeado, me ignora, no me toca, me humilla”
Sustituir a un hijo. Tiene dos sentidos interpretables:

El mioma en el útero puede expresar  “la casa está ocupada”.

¿Para qué ocupa la mujer su casa?
Puede ser porque no ve en su pareja al compañero ideal para ser el padre de sus hijos. 
O porque la ha abandonado su pareja y ella ocupa su casa para indicar que no está buscando otro hombre, que no desea quedar embarazada de otro hombre.
Por lo tanto un mioma tiene una función anticonceptiva.
Quizás la mujer acaba de tener un aborto o sencillamente porque no quiere tener hijos, su inconsciente le ordena que no es el momento de quedar embarazada.
El segundo sentido corresponde a los miomas intramurales y a aquellos que no rellenan el espacio uterino, que tienen el sentido justamente de sustituir al hijo que no puedo tener, pero que lo deseo.
El mioma es un hijo provisional que calma la angustia como mujer.

Por otra parte, también puede expresar un conflicto de impotencia relacionado con un sentimiento de incapacidad para formar pareja: “No soy capaz de encontrar pareja”

Transgeneracional: hay programas negativos en el clan con respecto a las mujeres y cuando alguna sufre una desvalorización o un abuso, se manifiesta el mioma.
Este viene con la humillación por parte de la mujer a conseguir pareja u obligando a la familia a presionar a la mujer para que valga.
Todo sumado a una sexualidad no disfrutada como tal, sino como una entrega de sexo a cambio de amor, a cambio de que no las dejen, para lograr un hijo, etc. desvalorizan a la mujer por completo.
No hay una mujer decidida y valiente, fuerte y determinada, hay una mujer con temor a quedarse sola, con miedo a no poder ser madre, a que la pareja la abandone, la engañe o la rechace.

Conflicto de no poder, no deber llegar a la consumación del acto sexual.

Memoria de partos muy largos.
El mioma no da síntomas, sobre todo en los casos en que la mujer no quiere sentir ni el placer, ni las heridas emocionales que lo han provocado.
El tamaño del mioma indica cuándo comenzó el conflicto.
Si el mioma mide 1 cm hay que buscar el origen del conflicto un año atrás.
 
 
 
Imagen: fertilt.com
 

Deja una respuesta