Conflictos emocionales que pueden producir QUISTES

Se denomina quiste a una formación redondeada que contiene una sustancia grasa o líquida (normalmente blanda), que no se comunica con el exterior, ni tiene conexiones vasculares.

Equivale a un impacto emocional “enquistado”, que no se ha resuelto, pero que tampoco ha continuado.

Fase de reparación de un conflicto de desvalorización precisa y de ataque a nuestra dignidad o integridad, vivido con rencor.

El quiste, biológicamente, me protege de la agresión. Si aparecen varios quistes significa que han sido varias las ofensas que he recibido.

Resentimiento contra la pareja afectiva, sentimiento de estar injustamente herido.

El quiste representa un pesar que vamos acumulando, un dolor o un agravio del pasado, que de vez en cuando, nos viene a la mente y lo alimentamos constantemente.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:

No debes vivir enquistado en el pasado, alimentando constantemente la vieja herida.

Ninguna persona herida se cura proyectando su dolor hacia los demás.

En lugar de inculpar a alguien que te hirió debes aceptar desde el corazón la situación que te incomoda y sentir los sentimientos implicados para que esa energía bloqueada (ira, frustración, etc.) fluya y se transforme en amor.

El proceso de cura siempre se produce en el interior, el medio por excelencia es el perdón.

El lugar donde se encuentra el quiste y su sentido biológico nos proporcionará una información más detallada y específica de nuestro bloqueo emocional.

Si desea conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades puede adquirir mi libro haciendo clic sobre el enlace de Amazon:

Imagen:vix.com

Deja una respuesta