Origen emocional de los problemas en la VESÍCULA

 
La vesícula biliar es un depósito en forma de pera en el que se acumula la bilis segregada por el hígado y donde es retenida, hasta verterla en la digestión cuando sea necesario.
Es como una carga de agresividad que se retiene para utilizarla en el momento oportuno.
La vesícula no solo participa en la digestión física de los alimentos sino que también tiene un cometido equivalente en la digestión psicológica de los acontecimientos.
La vesícula biliar guarda la bilis que ayuda en la digestión, por lo tanto en los conflictos relacionados, habrá una necesidad de digerir y descomponer (destruir) algo grande, pero con un componente de agresividad, rabia y cólera.
Conflicto de pérdida de territorio con enfrentamiento (injusticia y rencor).
Celos profesionales, traición.

En la mayoría de los síntomas relacionados con la vesícula, existe un fuerte sentimiento de rencor.

Porque «algo ha sucedido» dentro de nuestro territorio (casa, trabajo, ciudad, país, etc.) en relación a la forma en que nos comunicamos con los demás o viceversa. 
Y a causa de ello, estamos viviendo una gran «injusticia» de la cual no nos podemos defender.
Se trata de una sensación de «Yo no puedo golpear a… (En relación a nuestro padre/madre, nuestro jefe/a, nuestra pareja, etc.)
Por lo tanto, nos guardamos, nos aguantamos ese rencor y lo interiorizamos de manera que queda bloqueado, reprimido.
Conflicto de cólera e ira con sentimiento de estar siendo engañado.
Del mismo modo, puede ocasionarnos problemas en la vesícula, el hecho de sentir que hemos perdido nuestra identidad dentro del territorio:

Conflicto de no tener derecho a hacer (pensar, opinar, sentir) lo que uno quiere.

Ya no sé quién soy”.
“Mi opinión no vale, ya no me toman en cuenta”.
Conductos biliares intrahepáticos: Expresan un sentimiento de carencia (comida, dinero, etc.) y cólera.
Vía biliar extrahepática: Fuerte emoción de cólera.
Vías pancreáticas: Nos hablan de un sentimiento de carencia unido a una injusticia:
“El dinero va allí, donde no tendría que ir”.
“Siento un fuerte odio por…”.
“Nunca  perdonaré al idiota que robó mi puesto en la empresa”.
“Jamás olvidaré la traición de mi pareja”.
Las personas que padecen de trastornos en la vesícula sienten un fuerte deseo y una gran  tendencia  a forzar, utilizar, manipular y dirigir a los demás, aunque les cuesta mucho reconocerlo.
Mediante la vesícula biliar, expresamos la capacidad que tenemos para ver claro en nosotros mismos con honradez, es decir, nos ayuda a clarificar y a discernir.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
 

Si desea conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades o saber sobre el propósito del alma puede adquirir mis libros haciendo clic sobre el enlace de Amazon:

 

Imagen: vivesaludable.es

Deja una respuesta