Origen emocional del dolor en el SACRO


El sacro nos habla sobre aquello que es fundamental, esencial y “sagrado” para cada uno de nosotros en función de nuestra educación, de nuestra religión o de nuestra cultura.

 

A veces se nos plantean conflictos de relación por tener preceptos religiosos que nos obligan a cumplir una serie de mandamientos tales como no robar, no desear a la mujer del prójimo o prohibición del incesto.

También estamos expuestos a conflictos por mantener ideales políticos concretos o por poseer conceptos morales determinados.

Del mismo modo podemos sentirnos desvalorizados por conflictos relacionados con el honor, la honestidad, la sexualidad, etc.

¿Cuáles son los instantes sagrados de la vida para el Ser Humano?

  1. La concepción
  2. El nacimiento
  3. El adulto responsable
  4. Paternidad/Maternidad
  5. Ser abuelo o abuela
  6. La muerte

Conflicto de “doble apremio” referente a aquello que es fundamental, esencial y sagrado para el individuo.

La noción de “doble apremio” expresa dos mensajes contradictorios que se oponen y aparentemente incompatibles, volviendo la situación problemática y a menudo sin solución.

Ejemplo: una persona que para ella es fundamental la fidelidad familiar y por otro lado siente que su familia le está causando mucho sufrimiento.

¿Qué hace? La persona se siente arrinconada, sola,  en una situación difícil de solucionar al mismo tiempo.

“Si me muevo a un lado no estoy bien, si me muevo hacia el otro tampoco estoy bien, por lo tanto no me muevo”.

Como no podemos ir en dos direcciones opuestas, como no podemos navegar con un pie en cada barca, el inconsciente nos proporciona síntomas incapacitantes  para que no tengamos que elegir, entre dos caminos enfrentados.

La persona se encuentra bloqueada entre dos propuestas, lo que la lleva hacia un estado anímico centrado alrededor de la impotencia en hacer una elección.

Otros ejemplos de “doble apremio”: Amor/Odio, Atracción/Repulsión, Decir/No decir, Deber/Placer, etc.

La solución a éste conflicto pasa por lograr un posible acuerdo entre estos dos polos contradictorios y así poder encontrar la paz consigo mismo.

Sacro y sexualidad: siempre desde el punto de vista de lo que es fundamental, esencial y “sagrado” para cada uno.

¿Con qué finalidad, para qué se bloquea el sacro? Para no realizar el acto sexual.

Quiste sacro o de Tarlov: Problemas de infidelidades en la pareja. Incesto, violaciones, tocamientos.

Sexualidad prohibida por la familia: por diferencia de edad, religión, homosexualidad, prostitución, etc.

Prohibición de incesto. “No tengo derecho a hacer el amor con mi hermano, primo, etc.

Incesto simbólico: (mirar el árbol genealógico)

Mujer, inconscientemente, está haciendo el amor con su hermano, padre, etc.

Hombre, inconscientemente, está haciendo el amor con su hermana, madre, etc.

Haber presenciado escenas impactantes durante la infancia o la adolescencia.

Articulación sacro-ilíaca: Desvalorización sexual por parte de mi pareja o ex pareja.

Tal vez hay situaciones a nivel sexual que aún no están resueltas. Puede existir ausencia total de sexo con la pareja, pero sin haber llegado a un acuerdo hablado entre ellos.

Puede ser que yo me sienta un inexperto en el tema sexual o que mi pareja me desvalorice o critique mi cuerpo.

También puedo estar viviendo una situación de amor impuesto.

Tal vez estoy casado con alguien a quien no amo, pero tengo que soportarlo porque satisface a mi familia.

Otro conflicto puede ser el tipo de sexualidad que vivo con mi pareja.

Tal vez resulta tremendamente asquerosa para mí, porque tiene una manía que no soporto o un fetiche o me pide hacer tríos.

Es decir, cosas que para mí no son correctas, decentes y que no me hacen sentirme bien.

Esta vértebra representa todas mis frustraciones sexuales: «Lo que hago no me gusta». 

O, quizás, tengo la prohibición de hacer lo que me gusta, o siento culpa de no tener equilibrio en mi vida sexual.

 
 
Imagen: orliman.com
 

Deja una respuesta