¿Qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

HACIÉNDONOS AMIGO DE LA EMOCIÓN


Hacer frente a la turbulencia de las emociones es como entrar en el ojo de un huracán. Pero, por más intensos que sean los vientos circundantes, finalmente llegamos a un claro abierto en mitad de la tormenta. Como dice Tarthang Tulku:
«Cuando usted se halle emocionalmente confuso, manténgase en contacto con la emoción pero no trate de aferrarse a ella. Igualmente, cuando emerja la ansiedad o cualquier otro sentimiento perturbador, concéntrese en el sentimiento, no en los pensamientos que tenga al respecto. Concéntrese en el centro del sentimiento y penetre en ese espacio. ¡Si entramos en el centro de la emoción nos daremos cuenta de que ahí no hay absolutamente nada! Lo único que percibiremos entonces es una densidad de energía clara y distinta. Esta energía tiene un gran poder y puede transmitirnos una gran claridad. Nosotros podemos transmutar esta mente samsárica porque la mente misma es vacuidad, apertura total, claridad total, visión directa, liberación total, receptividad completa en cualquier situación.

Esta entrada tiene un comentario

  1. demasiado profundo para analizar y reflexionar…
    prometo,seguir leyendo hasta que se abra mi conciencia…

    un abrazo y gracias por el esfuerzo que haces en concientizarnos!!

Deja un comentario

Cerrar menú
error: