MUSLOS, significado emocional

 

Son el segundo segmento de la extremidad inferior situada entre la cintura y la pierna.

La función simbólica de los muslos es la de dar impulso a las piernas para avanzar.

Funciones de desplazamiento (estructura) y de movimiento (musculatura).

No todos los desplazamientos que realizamos son los que queremos hacer.

Hay desplazamientos que hacemos, para no hacer cosas que no queremos, y esa pequeña diferencia, determinará qué muslo o qué región de los muslos dañamos con nuestra emoción.

También están relacionados con la sexualidad (cobertura y contacto). Cuando la molestia está situada en la ingle nos indica que estamos viviendo un conflicto emocional relacionado con la pareja, las relaciones de pareja, con una tonalidad sexual.

Teniendo muslos gordos y muy apretados entre las piernas, bloqueo inconscientemente la energía en este lugar y mi sexualidad queda protegida.

Situación de desvalorización e impotencia relacionada con el desplazamiento y el placer, como, por ejemplo, tener que perseguir a una pareja que no se deja atrapar.

Si afecta a la pierna derecha (o izquierda para los zurdos): Debo ir en una dirección y no quiero. “Me vi obligado a dejar a mis seres queridos”

Si se trata de pierna izquierda (derecha para los zurdos): Quiero ir hacia algún lugar y no puedo.

Cuando el dolor se encuentra en la parte posterior del muslo: nos expresa que la dirección con la que tenemos el conflicto es conocida.

Si el dolor está instalado en la parte anterior: nos indica que el conflicto emocional está relacionado con el porvenir.

Si el dolor afecta el lado interno: en la pierna derecha (izquierda para los zurdos) nos indica que estamos viviendo una situación obligada de separación de nuestros seres queridos. “Me vi obligado a dejar a mis  padres”.

Cuando se trata de la pierna izquierda (derecha para los zurdos) nos transmite que estamos inmersos en una separación que conlleva peligro. “Es peligroso que permanezca con los míos, debo alejarme, separarme”.

Psoas: Músculo flexor del muslo. Cualquier molestia en el psoas nos expresa que estamos experimentando un conflicto emocional de impotencia y oposición, al mismo tiempo.

Me siento obligado a ir hacia un contacto que no deseo o, por el contrario, me siento obligado a huir de una relación.

Psoas mayor: No quiero ir hacia ese contacto porque pretende ensuciarme o destruirme.

Impotencia por sentirse atacado al mismo tiempo desde varios frentes.

Psoas menor: Si siento molestias me muestra que estoy viviendo una desvalorización sexual con mi pareja con un matiz de suciedad y engaño.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:

Puede que tenga una barrera de resistencias mental que me impide expresar plenamente o encontrar la dirección que yo quiero.

Una vez que somos conscientes de la causa emocional que afecta a esta parte de nuestro cuerpo es necesario que trascendamos nuestras ideas, creencias, miedos o carácter para recuperar nuestra salud.

Si desea conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades o saber sobre el propósito del alma puede adquirir mis libros haciendo clic sobre el enlace de Amazon:
 

Imagen: vitalaser.cl

Deja una respuesta