OCÚPATE DE CONSTRUIRTE COMO SER HUMANO

 

No queramos cambiar el mundo, sólo basta con cambiar nuestras malas costumbres que afectan negativamente al mundo.

No intentemos abrir ningún portal galáctico, sólo intentemos abrir nuestros propios corazones al prójimo y a la vida.

Dejemos de preocupemos por escuchar los confusos mensajes evolutivos que nos llegan de supuestos contactados cósmicos.

Nos basta con escuchar los claros mensajes que, por involutivos, desestimamos de la Madre Tierra.

Dejemos de preocupemos por si existe la Hermandad Blanca.

Preocupémonos por nuestros hermanos negros, blancos, amarillos, colorados y de todas las razas que existen, para que sigan existiendo.

No intentemos aprender lenguajes cósmicos o mantras antiguos, sin antes aprender a hablar y cantar el lenguaje simple del amor y de la vida aquí en la Tierra.

No intentemos escuchar y poner en práctica las técnicas espirituales del sabio espiritual.

Antes hemos de reconocer nuestra propia esencia espiritual que nos lleva a descubrir nuestro propio sabio interior que nos habla y enseña a practicar una vida espiritual y sabia.

No queramos huir a lugares seguros ante los catastróficos cambios climáticos.

Más bien debemos enfrentar a los catastróficos cambios personales que no nos permitirán salvarnos sin importar que ocurra.

Antes de saber cómo contactarte con un hermano extra-terrestre, contáctate contigo mismo y ofrece una ayuda extra, a tu hermano terrestre.

Deja de preocuparte de la inundación por venir, porque antes te ahogarás en el propio miedo de tener que vivir aquello que todavía no pasó.

Admite aquello que puede pasar, sólo trabaja en afianzar lo que está bien y corrige lo que está mal y entonces el miedo se convertirá en esperanza.

No busques las huellas del pasado, fíjate por donde caminas ahora.

No esperes un futuro «decretado», anda y construye uno «co-creado».

La Página de la Vida

Deja una respuesta