ENFERMEDAD AUTOINMUNE, origen emocional:


La palabra “auto” proviene del griego y quiere decir uno mismo.
El sistema inmune es una compleja red de células y componentes celulares, llamados moléculas.
En una persona con una enfermedad autoinmune, su sistema inmunológico pierde el control, no reconoce sus propias células  y empieza a atacarlas y a destruirlas  como si fueran agentes  extraños y peligrosos.

Esta enfermedad nos muestra nuestra incapacidad de reconocernos, de vernos o de aceptarnos tal y como somos.

Manifiesta profundos sentimientos de desvalorización, unidos a sentimientos de culpabilidad y de impotencia.
Estas personas han sido concebidas de manera condicionada, no han sido buscadas o deseadas, sino que han nacido gracias a que “algo pasó…”, “yo vivo siempre y cuando…” 
A que alguien intervino para que el embarazo siguiera adelante. O porque alguien se negó a llevar a cabo el aborto que se había previsto.
Es decir, viven siempre condicionadas por algún motivo.
“No me reconozco como alguien valioso, como alguien que valga la pena que viva””
«No merezco existir».
«Una parte de mí quiere matar a otra parte de mí».
«Una parte de mí está en desacuerdo con la otra parte».
Proyectamos ésta dificultad nuestra en el mundo, en el exterior, pensamos que no nos reconoce, que no nos entiende y nos mantenemos en lucha con él.
Consideramos y calificamos a las personas o cosas como buenas o malas, en términos absolutos.
Sin establecer ningún tipo de matiz o cualquier otra consideración.

Este estado de conflicto y de defensa compulsiva en el que permanecemos nos lleva a destruirnos, creyendo destruir el mundo (para defendernos, no para perjudicar el mundo).

Buscar conflictos en el Transgeneracional ya que se trata de personas que muy probablemente han venido a reparar conflictos graves de algún miembro de su clan.
Ver también las partes del cuerpo afectada, para interpretar su sentido biológico.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual: 
Necesitamos poner voluntariamente en tela de juicio las propias creencias y estructuras mentales.
Reconocernos, ocuparnos y responsabilizarnos de nosotros de un modo combativo, descargando así el sistema inmunitario. 
 

Si desea conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades o saber sobre el propósito del alma puede adquirir mis libros haciendo clic sobre el enlace de Amazon:

 

Deja una respuesta