Origen emocional de la GASTRITIS

 
La función de una gastritis es la de fabricar más jugos gástricos y sensibilizar la zona para digerir mejor algo que nos es difícil de digerir.
Conflicto de “bocado” indigesto, con gran irritación.
“Tengo lo que no quiero y no tengo lo que quiero”

Conflicto de enfado, enojo, ira no digerible; respecto a una persona, una situación o circunstancia.

Todo el tiempo estoy enfadado, despierto enfadado, trabajo enfadado, estoy enfadado con todos y hasta con la vida misma.
Estoy enfadado porque nadie hace las cosas tan bien como yo las hago, porque si yo no hago las cosas nadie las hace, porque toda la carga y la responsabilidad están en mí.
Siento que sin mí las cosas no funcionan y por eso no confío en nadie.
Injusticia vivida de manera indigesta. Hemos tragado algo que no podemos digerir, permitir, tolerar, aceptar, etc.
Contrariedades indigestas en el territorio con miembros de la familia, colegas de trabajo, amigos, vecinos, etc.
Afectan, fundamentalmente, a personas que tragan todo por no saber negarse, por no saber decir “no”.
“Todo aquello que me irrita en el territorio”.
“Soy incapaz de digerir esta situación, me irrita”.
“No puedo aceptarlo, es injusto…”.
“No lo puedo soportar, no lo puedo tragar”.
“Me obligan a comer lo que no me gusta, me imponen cosas, personas”.
Conflicto de incomprensión: “No me comprenden”
Incertidumbre prolongada:
Tenemos miedo y vivimos “amargados” porque no queremos digerir lo que nos está ocurriendo y no le vemos su fin.
Nuestro propio enfado nos quema.
“No sé cómo solucionar esto ni cuándo encontraré la solución”.
– Sentimiento fatalista.
– Sentimiento de derrota.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
 
 
 
Imagen: msn.com

Deja una respuesta