Causa emocional de la GASTROENTERITIS

 
Es una inflamación de origen infeccioso que afecta simultáneamente al estómago y al intestino delgado; se caracteriza por vómitos, diarrea y dolores abdominales.
Conflicto de urgencia, debemos eliminar un “bocado” en mal estado de forma rápida y contundente.
El organismo trata de eliminar un «pedazo» a través del vómito o la defecación.
Se trata de ‘algo’ que queremos eliminar, que no hemos digerido a nivel emocional.
Es decir, cuando una persona tiene gastroenteritis es porque ha experimentado un conflicto sucio que quiere eliminar de forma urgente. Puede ser una persona o una situación ‘en mal estado’, que la ha afectado de forma negativa y la quiere eliminar rápidamente.
Por eso nuestro cuerpo se pone en marcha y provoca diarreas o vómitos para eliminar aquello tóxico que hemos vivido.

Es una forma de liberarnos de la ‘mierda’ que hemos tenido que tragarnos y de purificarnos.

“Quiero limpiarme y purificarme”.
“No puedo digerir el bocado que me imponen, quiero evitarlo”.
Conflicto por una guarrada que hemos sufrido.
Conflicto de miedo visceral.
Padecemos un sentimiento de cólera y frustración por sentirnos incapaces de controlar el entorno material y, en particular, el profesional.
No somos capaces de aceptar, digerir y asimilar a una persona o a un acontecimiento.
Somos intolerantes y nos cuesta adaptarnos a alguien o a algo que no concuerda con nuestros hábitos o nuestra manera de vivir.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
Debemos transformar nuestra intención de querer cambiar a los demás o a una situación determinada.
Cada persona tiene una forma diferente de ver la vida.
Hemos de aprender a ser tolerantes y tomar conciencia de nuestra propia capacidad para crear la nuestra.
 
 

Deseo conocer más acerca del origen emocional de esta enfermedad

Imagen: suat.com.uy

 

Deja una respuesta