Causa emocional de la GASTROENTERITIS

 
Es una inflamación de origen infeccioso que afecta simultáneamente al estómago y al intestino delgado; se caracteriza por vómitos, diarrea y dolores abdominales.
Conflicto de urgencia, debemos eliminar un “bocado” en mal estado de forma rápida y contundente.
El organismo trata de eliminar un «pedazo» a través del vómito o la defecación.
Se trata de ‘algo’ que queremos eliminar, que no hemos digerido a nivel emocional.
Es decir, cuando una persona tiene gastroenteritis es porque ha experimentado un conflicto sucio que quiere eliminar de forma urgente. Puede ser una persona o una situación ‘en mal estado’, que la ha afectado de forma negativa y la quiere eliminar rápidamente.
Por eso nuestro cuerpo se pone en marcha y provoca diarreas o vómitos para eliminar aquello tóxico que hemos vivido.

Es una forma de liberarnos de la ‘mierda’ que hemos tenido que tragarnos y de purificarnos.

“Quiero limpiarme y purificarme”.
“No puedo digerir el bocado que me imponen, quiero evitarlo”.
Conflicto por una guarrada que hemos sufrido.
Conflicto de miedo visceral.
Padecemos un sentimiento de cólera y frustración por sentirnos incapaces de controlar el entorno material y, en particular, el profesional.
No somos capaces de aceptar, digerir y asimilar a una persona o a un acontecimiento.
Somos intolerantes y nos cuesta adaptarnos a alguien o a algo que no concuerda con nuestros hábitos o nuestra manera de vivir.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
Debemos transformar nuestra intención de querer cambiar a los demás o a una situación determinada.
Cada persona tiene una forma diferente de ver la vida.
Hemos de aprender a ser tolerantes y tomar conciencia de nuestra propia capacidad para crear la nuestra.
 
 

Si desea conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades puede adquirir mi libro haciendo clic sobre el enlace de amazon.

Imagen: suat.com.uy

Deja una respuesta