Origen emocional de la SINUSITIS

Inflamación de las mucosas de los senos paranasales de la nariz.
Esta inflamación de los senos está vinculada a la impotencia que sentimos frente a una persona o una situación: “No puedo olerla”.
Estamos enfadados con alguien muy íntimo, alguien que está a nuestro lado, que no soportamos, que nos contraría y al que no queremos ni oler.
Esta cólera puede estar relacionada con la dificultad y, al mismo tiempo, la necesidad, de defender nuestra  posición o nuestras  ideas.
Es decir, con el hecho de tener que “hacer frente” a algo en una situación concreta.

Expresa las dificultades que tenemos para imponer nuestra autoridad o para “hacer frente” a la autoridad de otro.

Sensación de peligro. Puede que olfatee anticipadamente un peligro o una amenaza. El peligro puede ser real o imaginario.
Conflicto de hediondez: Puedo tener la sensación que “algo no huele bien”, que hay algo dudoso”. “Este asunto huele mal.”
Conflicto de miedo frontal y olfativo. Miedo a una amenaza vaga, disimulada, latente: “Algo me huele mal, sin poder comprender ni preverlo.”
Senos maxilares: Angustia por perder el tiempo y peligro.
Frontales: Conflicto con nuestros pensamientos y con el futuro.
Conflicto de oler un peligro que se relaciona con la vista.
S. Etmoides: Algo huele mal, junto a un conflicto de desvalorización por una injusticia o por no sentirse a la altura. 
Conflicto de miedo que presiento por algo muy íntimo y personal.
Senos esfenoidales: Similar al etmoides con una tonalidad de “haber fallado en algo”.
Para las personas diestras (los zurdos al revés):
Senos derecha: Para obtener algo (entrada).
Senos izquierda: Para deshacernos de algo (salida).
 

Si desea conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades puede adquirir mi libro haciendo clic sobre la imagen.

 

Deja una respuesta