Origen emocional de la SORDERA: «No me molesten»

Pérdida parcial o total de la capacidad auditiva.

Puede ser unilateral (un solo oído) o bilateral (los dos oídos).

Me indica que me siento agredido por algo que me dicen y prefiero, inconscientemente, no escucharlo más.

“Me aíslo, no me molesten”

“Más vale estar sordo que oír esto”

“Me tapo los oídos porque no quiero que me molesten”

¿Qué es lo que no quiero escuchar? Sobre todo aquello que puede afectar y hacer tambalear el tipo de vida que llevo, puesto que no quiero cambiar.

Tengo miedo a que me manipulen y prefiero cerrarme a los consejos de los demás, no quiero entrar en razón, sólo quiero obrar según mi criterio.

A veces no sé qué contestar y por eso opto por hacerme el sordo.

Afecta sobre todo a personas que siempre están a la defensiva y que no soportan oír críticas.

Transgeneracional: buscar coincidencias en el árbol familiar (dobles, fantasmas…) en que hubo un conflicto relacionado con palabras o secretos.

Oído derecho: Querer atrapar el bocado auditivo. “No oigo algo que deseo oír”, (deseo contrariado).

Oído izquierdo: Querer sacar un bocado tóxico. “Oigo algo que no quiero oír”, (acción contrariada).

¿Qué es lo que no queremos escuchar?

Debo aceptar que escuchar es una bendición y agradecerlo.

He de comprender que escuchar puede ayudarme más que molestarme.

Si desea conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades o saber sobre el propósito del alma puede adquirir mis libros haciendo clic sobre el enlace de Amazon:

Imagen: blog.beltone.es

Deja una respuesta