Origen emocional de las PIEDRAS EN LA VESÍCULA

Formación de acrecencias de material sólido (piedras) en las vías biliares y la vesícula biliar.

Conflicto de juicios con amargura y agresividad reprimida.

El sentido de un cálculo biliar es el de retener la bilis para que no salga. Puede ser para no digerir algo o para frenar un exceso de bilis (amargura, ira, rabia, rencor…) que no queremos que se manifieste.

Situaciones familiares conflictivas de pérdida de territorio por no tomar decisiones.

“No quiero que el otro tenga rabia hacia mí”.

“Van a pensar mal de mí”.

Conflicto de rencor con tonalidad de muerte, en el que estamos enfrentados a una oposición dura como una piedra.

También puede indicar que estamos viviendo un conflicto de cálculo. Por ejemplo, planeamos hacer algo y terminamos haciendo otra cosa, porque calculamos mal.

Somos muy testarudos y deseamos tener todo calculado, planeado y si alguien nos desvía de nuestros objetivos o nosotros mismos cambiamos de decisión nos lo tomamos muy mal y nos enfadamos mucho.

Obsesión por planear las cosas.

Sentimiento de frustración si algo no planeado, surge.

Imposibilidad de valorar otras opciones.

Juzgarse duramente. No poder ser agresivo.

“Yo nunca puedo tomar decisiones en la vida”.

“No salió como yo quería”.

“Yo quería ir por ahí y me lo impidieron”.

“Calculé mal”.

“Esto no estaba calculado”.

Afecta principalmente a individuos de carácter triste y amargado, insatisfechos consigo mismo, que no se sienten reconocidos ni saben cuál es su “sitio” en la vida.

Siempre tienen algo que objetar y son propensos a ataques súbitos de cólera.

Las madres que por sus obligaciones familiares no han podido dar libre curso a su energía y mantienen juicios condenatorios y resentimientos por su falta de libertad, son candidatas firmes a padecer cálculos biliares.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:

Debemos tomar conciencia de que tenemos un comportamiento rígido, para conseguir liberarnos de él. La solución es dejar de planearlo todo en la vida,  dejarnos fluir y actuar según nuestros deseos.

Necesitamos aprender a tomar con alegría y optimismo la vida y lo que ella nos ofrece.

Deseo conocer más acerca del origen emocional de esta enfermedad

Imagen: gob.mx

 

Deja una respuesta