Origen emocional del FIBROMA Uterino

Se trata de un tumor benigno formado de tejidos fibrosos, que se desarrolla con frecuencia en la región del útero.

La diferencia entre padecer un fibroma o un cáncer depende de la intensidad con la que hemos vivido el conflicto. A mayor intensidad, más gravedad.

Al ser asintomáticos, pueden pasar inadvertidos durante mucho tiempo.

A nivel simbólico el fibroma puede representar para la mujer la presencia de un bebé en su útero.

En estos casos, puede indicar un rechazo profundo de esa mujer a comprometerse plenamente con su pareja o amante.

Indica que existe resentimiento contra la pareja. Aparece después de haber sufrido un revés como mujer.

Puede tratarse de agravios y desplantes que se repiten o se mantienen en el tiempo.

La mujer se siente lastimada, injustamente atacada en su integridad. Durante mucho tiempo madura ese resentir reprimido que acaba enquistándose.

El fibroma puede representar también la amargura y la furia que sientes contra tu pareja porque crees que te está utilizando sexualmente.

Expresa también un pesar, un dolor acumulado y mantenido en el tiempo, por un deseo insatisfecho de tener un hijo.

O por haber perdido uno (aborto, muerte, etc.) por lo que el fibroma es un símbolo de su frustrada creatividad.

El dolor que conserva no le hace ser mejor madre, por lo que es mucho mejor olvidar, aceptar y perdonarse, por su inconsciencia.

El útero también simboliza el hogar. Un fibroma a veces es la confirmación de una pena relativa a la casa, al hogar, mantenida o retenida durante mucho tiempo.

¿Qué ocurre en tu hogar, te has quedado sin fuerzas por defenderlo?

¿Tienes la sensación de que algo llega a su fin?

¿Sientes que has fracasado en tu idea de lo que debe ser un hogar, bien por la ausencia de una pareja, o quizás por haberte dado cuenta de que tú pareja no es como tú pensabas que era?

Es importante que  tomes conciencia, si no has tenido hijos, que no todas las mujeres han venido para ser madres y que debes concederte el derecho de haberlo elegido de esta manera.

Por otra parte, si has abortado, perdido o abandonado a un hijo, debes aceptar y perdonarte.

Y si el motivo fue que tu pareja te abandonó, no debes bloquearte en el resentimiento y continuar adelante y abierta a cualquier otra oportunidad.

Deseo conocer más acerca del origen emocional de esta enfermedad

Imagen: sintomasde.org

Deja una respuesta