¿Qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

Origen emocional de la OTITIS: «No quiero oír esto»

pulsosip.com.mx


La otitis es la inflamación del oído, debida generalmente a una causa infecciosa. El conflicto emocional que provoca la otitis es básicamente uno: No quiero oír algo o a alguien. “No quiero oír esto”
Cuando nos referimos a oír, puede tratarse de un hecho real o hacer referencia a  algo simbólico: aceptar, tolerar, etc.
Cuando sentimos que no queremos oír, puede tratarse de cualquier cosa: Las palabras de mi pareja que me resultan hirientes, la música de mi hijo que la pone a todo volumen, el sonido permanente de una máquina que no la soporto más, etc.
Otitis externa: (ocasionada por la presencia de un cuerpo extraño, traumatismo, agua contaminada, eccema, forúnculo, tapón de cera, etc.) Siempre estarán relacionadas con conflictos emocionales de “necesito encontrar una solución para poder identificar esto que oigo mal o que no identifico” ”No puedo entender por qué me dicen lo que me dicen, o la manera en que me dicen las cosas o por qué no identifico lo que se me está diciendo.
Conflicto por sentirse separado de un sonido o atacado por un sonido. “Escuché que alguien decía algo negativo sobre mí” “Yo sabía que aquello que me dijeron eran mentiras” “No logro identificar las palabras o comprender lo que me dicen” “He escuchado algo que me ha hecho sentir servil, humillado, doblegado”
Me siento desvalorizado y triste porque no puedo comprender, me siento incapaz de comunicarme, de preguntar o reclamar y además, tengo un miedo tremendo a que se burlen de mi, a que se rían de que soy el único que no oye bien, el único que acepta las mentiras y que no reclama y siento que, por mi comportamiento, me estoy perdiendo cosas importantes de la vida.
Pericondritis: Gran desvalorización.  La persona se rinde, cuando no escucha bien, en lugar de defenderse y pedir que bajen el volumen de la música o cuando no se enfrenta a  aquel que le miente, que le recrimina, etc.
Otitis media: Casi siempre se trata de una inflamación en el oído medio de un niño. Aparece sobre todo cuando no quieren oír más gritos, malas palabras, discusiones, manotazos, etc., es decir, están hartos de oír cómo se pelean sus padres o las personas que los están cuidando.
O porque no soportan la tendencia a chillar de alguno de ellos o cuando están hartos de oír críticas, recriminaciones y reprimendas de los adultos.
“Nadie en casa me dice palabras de cariño”
“Mi padre jamás me dice palabras dulces”
“Mi mamá me grita mucho, me da órdenes gritando”
“Mis padres me mienten mucho, me prometen cosas que luego no cumple”
En los niños pequeños se manifiesta cuando quieren coger un juguete, pero no se lo permiten; no hacen más que oír ¡No! ¡No!
Otitis media serosa o exudativa: Es la presencia de líquido espeso o pegajoso por detrás del tímpano  en el oído medio, pero no hay ninguna infección del oído. La otitis media exudativa es muy común en invierno o a comienzos de la primavera, pero puede ocurrir en cualquier época del año. Puede afectar a personas de cualquier edad, aunque ocurre más a menudo en niños menores de 2 años.  A diferencia de los niños con una infección del oído, los niños con otitis serosas no se comportan como enfermos. A menudo ésta afección del oído no tiene síntomas claros. Los niños mayores y los adultos se suelen quejar de una sensación de llenura en el oído. A los niños pequeños se les puede sorprender porque intentarán subirle el volumen al televisor debido a la pérdida auditiva.
El oído se tapa para disminuir la audición.
“No desear oír”.
“No quiero oír, quiero volver al vientre de mi madre, al líquido amniótico, recuperar esos ruidos acuosos”.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
Como se puede observar la inflamación del oído es la consecuencia de no oír la verdad, lo agradable, lo bueno, lo honesto, etc.
O el resultado de vivir en un lugar donde el ruido es tóxico.
Por consiguiente, para recuperar de nuevo la capacidad para escuchar, es necesario que tengamos el valor suficiente para aclarar nuestros problemas auditivos.
Cuando la otitis afecta a los niños hemos de analizar el ambiente en el que viven, en el que se desarrollan, para descubrir de dónde procede el ruido tóxico que perciben (casa, colegio, abuela, etc.).

Deja un comentario

Cerrar menú
error: