¿Qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

ROMPER LA IDENTIFICACIÓN CON EL CUERPO DOLOR



El cuerpo-dolor no quiere que lo observes directamente y lo veas como es.
En el momento que lo observas, en cuanto sientes su campo energético dentro de ti y llevas tu atención hacia él, la identificación se rompe.
Ha aparecido una dimensión superior de conciencia. Yo la llamo presencia. Ahora eres el testigo u observador del cuerpo-dolor.
Esto significa que ya no puede usarte pretendiendo ser tú, ya no puede alimentarse a través de ti. Has encontrado tu mayor fuerza interior.
Algunos cuerpos-dolor son molestos pero relativamente inocuos, como un niño que no deja de lloriquear.
Otros son monstruos depravados y destructivos, auténticos demonios.
Algunos son violentos físicamente, y muchos son emocionalmente agresivos.
Algunos atacan a la gente cercana, la gente que rodea a la persona, mientras que otros pueden atacar a su anfitrión. En ese caso, tus pensamientos y sentimientos relativos a tu propia vida se vuelven profundamente negativos y autodestructivos.
Las enfermedades y los accidentes suelen producirse así.
Algunos cuerpos-dolor llevan a sus anfitriones al suicidio.
Cuando pensabas que conocías a alguien y de repente te enfrentas con esta detestable criatura alienígena por primera vez, es probable que te lleves un buen susto. Pero es más importante observarla en ti mismo que en otras personas.



Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. que duro lo que explicas hoy,pero necesario para crecer..
    cómo siempre……..gracias por abrir las conciencias!!

    abrazos

  2. Joman, cuando consigues salir de ti mismo, de todos esos prejuicios que tienes, de tu dolor, de tus carencias afectivas, etc… y pasas a ser un mero observador de todo lo que está pasando todo se ve de otra manera. Los problemas se identifican más facilmente, normalmente no suelen ser tan graves e irresolubles como parecían, desde afuera todo se ve diferente… más sencillo…
    Un abrazo grande y fuerte…

  3. Hola!!

    Después de casi dos meses de ausencia por motivos laborales y con el tiempo justito de postear minimamente, ahora ya con dedicación y tiempo, paso a saludarte y ver actualizaciones.

    Siempre es un placer pasara visitarte.

    Con mis mejores deseos de armonía interior, te dejo un relajante y cálido abrazo para tu ser.

    Beatriz

Deja un comentario

Cerrar menú
error: