¿Qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

Si quieres cambiar el mundo tienes que cambiarte primero a ti mismo


«Hay un antiguo refrán que dice que el camino hacia el infier­no está hecho de buenas intenciones. Hay millones de personas que intentan ayudar con muy buena intención, dando consejos a los demás y sin preocuparse de seguir ellos mismos sus propios consejos. Es tan grande la felicidad de dar consejos que ¿a quién le importa que yo los siga?
La felicidad de dar consejos a los demás es una felicidad muy su­til y egoísta. La persona a la que aconsejas se convierte en un ignorante y tú eres quien sabe. El consejo es lo único que todo el mun­do da pero nadie sigue; y es mejor que así sea, porque quienes los dan no saben nada, aunque no vayan con malas intenciones.
Recuerda, si quieres cambiar el mundo tienes que cambiarte primero a ti mismo; esta es la naturaleza de las cosas. La revolu­ción empieza por uno mismo. Sólo así podrás irradiarla a los co­razones de los demás. Primero, debes comenzar el baile y enton­ces verás el milagro: los demás también empezarán a bailar.
El baile es contagioso, el amor también lo es, y la gratitud, y la religiosidad, y la rebelión; todos son contagiosos. Pero antes tienes que encender la llama que quieres ver en los ojos de los demás”.

Osho, Compasión. El florecimiento supremo del amor

Esta entrada tiene 12 comentarios

  1. que quieres que te diga???
    que me encantó tu entrada??? sería lo que te digo siempre!!!!!
    que es una verdad absoluta, aquí y en la china???
    y, sí, ya lo dices tú !!
    que el mejor ejemplo para los demás es ser cada día mejor????
    claro, cómo tú lo explicas,que consejos voy a dar si no lo hago yo!!!!!

    mil gracias por algo tan bello, querido amigo…te superas día a día..

    besitosssssssssssssss

  2. Totalmente de acuerdo, ese el camino. En la educación de nuestros hijos sucede lo mismo, para que sea efectiva hay que trabajar primero con nuestras inseguridades. Y ese ejemplo es extrapolable a otros ámbitos:

    Sólo un jefe lidera bien si se lidera a sí mismo.

    Sólo gobierna bien quien tiene poder sobre sí mismo.

    Es tan claro que es una lástima que no estemos concienciados todos de ello. Hace falta humildad para mirarse con integridad y valentía para mutar lo que sea necesario.

    Siempre digo que el único modo de hacer un cambio global es a través del individual; al contrario, desde fuera o desde arriba… implica manipulación, búsqueda de reconocimiento, etc.

    Un abrazo

  3. El baile es contagioso, el amor también lo es, y la gratitud, y la religiosidad, y la rebelión; todos son contagiosos.
    qUE GRAN VERDAD Y QUE SENCILLO ES.SOLO HAY QUE EMPEZAR.
    UN ABRAZO

  4. Tienes toda la razón. Nos pasamos la vida intentando cambiar la vida de los otros. ¿Y nosotros? ¿Cúando vamos a trabajar en nosotros mismos? Un placer leerte. Besos

  5. HOLA. UN GUSTO EN CONOCERTE!
    que bueno tu concepto, uno cuando conseja ciertamente puede ponerse en un lugar superior al otro, pero todo depende de omo se de el consejo. A veces uno ya pasó esa dificultad y puede decir al otro » a mi me paso tal cosa o seti tal cosa y por eso ¡uidado! que puede pasar esto o aquello, es una forma de Cuidado, que uno quiere transmitir para prevenir o cuidar.
    Si uno se pone en el lugar de TODO sabr, ahi esta jorrobado. Esa superioridad del ego mata a la misma persona. Las experiencias compartidas o lo que uno desde afura puede «ver» es bueno transmitirlo si el otro esta en poder de «escucha» y con sensibilidad pra tomarlo. Es todo un tema. Ahora si uno debe tratar de conocerse cada vez mas, pues de esa forma tambien puede conocer al resto del mundo, comprenderse y comprender. Un abrazo Roxana

  6. Hola Concha: Comparto contigo.Un abrazo.

  7. Hola Adrisol: Creo que lo más importante ya lo hemos logrado; que es tomar conciencia de la trampa del ego. Un beso.

  8. Hola Zamora: Pues nada, ya estamos manos a la obra.Un abrazo

  9. Hola Roxana: Estoy de acuerdo contigo; cuando uno se conoce a si mismo, conoce a los demás. Un abrazo también para ti.

  10. Todo lo que nos sucede, nos llega por atracción, lo que tenemos a nuestro alrededor es nuestro propio reflejo. Entonces, si queremos que las circunstancias cambien, detengámonos un momento y analicemos que es lo que nos falta aprender.
    Si queremos que nuestros amigos, nuestra familia o nuestros jefes cambien su actitud con nosotros, hay que analizar eso que no nos gusta de ellos, seguro es una característica que tenemos y no nos hemos dado cuenta. La única manera de que las personas cambien con nosotros es cambiando nosotros mismos. De otra manera podemos cambiar una y otra vez de amigos, una y otra vez de trabajo, y al final, solamente estaremos trasladando los mismos problemas a otro lugar. En el momento en que corrijamos nuestras actitudes, veremos como todo se comporta de diferente manera.
    Muy buena entrada. Gracias. Un abrazo

Deja un comentario

Cerrar menú
error: