Origen emocional de la URTICARIA

Es una enfermedad cutánea caracterizada por erupciones transitorias (granos o ronchas) que se acompañan de picores importantes y edema (inflamación).
La urticaria es la consecuencia de haber vivido un conflicto de separación que amenaza mi integridad: “Me arrancan…” “Me alejan…”
Podemos estar implicados en un conflicto triangular; por ejemplo, el deseo erótico hacia una persona y la imposibilidad de satisfacerlo debido a la presencia de un rival. 
“Noto la separación, me siento lejos de mis expectativas, estoy decepcionado”. 
«Me siento rechazado, repudiado”. 
“Estoy separado del placer del contacto”
Asimismo se puede manifestar también tras un contacto malsano, deshonra, atentado a mi dignidad y a mi integridad (a menudo se trata de abusos sexuales, tocamientos, etc.).
Estamos viviendo una situación que nos quema y que parece sobrepasar nuestros límites.

Tenemos la sensación de estar siendo “golpeado”, “agredido”, por el destino, por una injusticia, por los demás, etc. y no poder hacer nada al respecto. 

La urticaria sería la traducción corporal del sentimiento de sufrir malos tratos: la herida es similar a la que se observa después de recibir golpes.
Las personas afectadas suelen mantener una actitud pasiva en sus relaciones con los demás.
Tienen la tendencia a experimentar miedo, el cual no toleran bien y un alto grado de inseguridad en su comportamiento.
Por otra parte, muestran una gran inclinación a sentirse herido en las relaciones amorosas.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:…
¿Qué o a quién no soportas?
¿Qué es lo que te irrita?
La parte afectada del cuerpo representa el área en la que se vive el problema con más intensidad.
 
 

Deja una respuesta